Prefirió dormir en la calle antes que abandonar a sus perros

Hace unos días se volvió viral un video de una mujer de la tercera edad que dormía en la calle dentro de una bolsa plástica, como si fuera una casa de campaña mientras llovía en las calles de Tijuana, México, pero ella sólo quería proteger a los seis perros que la acompañaban.

Ante el intenso frío y lluvias constantes, vecinos llamaron a la policía quienes acudieron para convencer a la mujer de alrededor de 65 años de ir a un albergue para resguardarse, sin embargo se sorprendieron ante su negativa.

“No me quiero ir, estoy bien, no necesito ayuda, gracias, no quiero que me separen de mis perritos, esta va a parir, del tiburón y del otro”, dijo la mujer llorando.

Ella se negó alegando que estaba esperando a su hija, en un intento de alejar a los uniformados, detalló que estaría protegida del frío ya que tenía cobijas dentro de su “refugio”, además, señaló tener miedo a que fuera detenida.

Con lágrimas en los ojos, la mujer identificada como Soledad Castro Olmedo, explicó que no podía irse a un refugio para gente sin hogar porque ahí no la dejarían entrar con los perros que protegía, incluyendo una que estaba embarazada.

Los elementos de seguridad pública municipal insistieron que no podían dejarla en la banqueta ya que podría sufrir de hipotermia y su vida estaría en riesgo, como se constata en el video grabado por el usuario de Tik Tok @omartineztj.

Ante la negativa de los elementos de seguridad de dejar en esas condiciones gélidas a la mujer en la calle, fue escoltada a la casa de su hijo donde se quedó toda la noche, sin embargo al día siguiente regresó a la banqueta donde vivía, al lado de sus fieles canes que no la han dejado sola ante cualquier situación.

Probablemente debido la gran cantidad de animales de compañía, su hijo no querría o podría alojarlos, sólo a su madre, sin embargo ella no quiere separarse de ellos ya que alguien les podría hacer daño o los pudieran atropellar, ha expresado.

En otro video la mujer explicó que lleva seis años viviendo en la calle, en ese lugar en la calle Constitución, entre las calles Coahuila y Baja California, en la colonia Zona Norte de la ciudad fronteriza de Tijuana.

“Ayer me llevaron los policías a casa de mi hijo y ahí me quedé un ratito en el cuarto para no darles problemas a los policías, porque decían que ellos andan llevando a la gente a los albergues para que no se mueran en la intemperie de frío”, detalló al día siguiente cuando fueron a ver qué había ocurrido el día anterior.

La mujer explicó que sus perros ya habían desayunado ese día “croquetas y birria” y detalló que obtiene dinero de recoger basura en la calle, vendiendo latas o plásticos y que lo único que quiere es no separarse de los seis canes que la siguen a todos lados, la protegen de extraños, le dan calor corporal durante las frías noches y más que nada amor y compañía incondicional.

“Si me llevan al hoyo (albergue) me van a quitar a mis perros y van a quedar desamparados y más a esta que está embarazada. Aquí tengo como seis años viviendo en la calle, en este pedacito, quisiera tener un cuarto para poder estar con mis perros que necesitan ayuda”, detalló la mujer, que no le importa nada sólo el bienestar de sus perritos callejeros.

Infobae