Rescatan a una joven sometida a servidumbre laboral

En el marco de un allanamiento dispuesto por el Juzgado Federal de Dolores y concretado en la mañana pasada en la vecina ciudad de Dolores, se rescató a una joven mujer que era sometida a servidumbre laboral.

Del procedimiento solicitado por el Fiscal Federal Dr. Juan Pablo Curi y concedido por el Juez Alejo Ramos Padilla, concretado en la mañana de ayer en una vivienda (alquilada) ubicada en calle Quadri 933 de nuestra localidad, participaron personal de la “Oficina de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas” de la Procuración General de la Nación y efectivos de la Delegación Dolores de la Policía Federal.

Sobre el caso este Diario pudo conocer, que la investigación se inició el pasado 14 de mayo con un llamado telefónico a la línea 145 del “Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas”, en el que se daba cuenta que una joven de 20 años de edad sería víctima del “delito de trata de personas, con traslado y fines de posible reducción a la servidumbre”, y donde se señalaba que la joven, procedente de la ciudad de Apóstoles en la provincia de Misiones, se encontraba encerrada y con temor en un domicilio ubicado en la calle Ingeniero Quadri 933 de Dolores.

Delegada la investigación por el Juez Ramos Padilla a la Fiscalía Federal de Dolores, el Dr. Curi dio intervención a la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) y a la Dirección de Orientación, Acompañamiento a las Víctimas (DOVIC), dependencias ambas de la Procuración General de la Nación, encomendándose a la Delegación Dolores de la Policía Federal Argentina las tareas de inteligencia necesarias para constatar lo denunciado.

Corroborada la verosimilitud de la denuncia el Fiscal Juan Pablo Curi solicitó al Juzgado Federal la correspondiente orden de allanamiento, concretándose el mismo tras su autorización en el domicilio de la calle Quadri, en cuyo marco la joven víctima fue rescatada.

Posteriormente ésta prestó declaración testimonial con la asistencia legal de personal del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento, oportunidad donde la joven habría relatado la situación a la que era sometida y brindado amplios detalles.

Culminada su declaración las autoridades judiciales articularon las medidas necesarias para disponer el traslado de la joven a su ciudad de origen, y reintegrarla así a su grupo familiar.

En cuanto a la mujer sindicada como perpetrador del delito denunciado, se conoció que también es misionera, de 35 años de edad, que no fue aprendida ya que por el momento no se adoptó ninguna medida procesal sobre ella, lo que sí podría ocurrir tras su indagatoria, aunque debería resolverse también si el delito corresponde a la jurisdicción del Fuero Federal o del Provincial.

CompromisoDiario