Playa Lobos: “faltan frecuencias de colectivos y las calles están deterioradas”

Una vecinalista de la zona alertó sobre el estado del barrio. Explicó que la ausencia de colectivos en la zona produce que las personas viajen hacinadas, complicando los cuidados para prevenir el Covid-19.

Continuando con el relevamiento del estado de los barrios en Mar del Plata, esta vez MdpYa conversó con una referente de la zona sur que habló sobre la falta de recolección de residuos y la organización popular para combatir las falencias.

“En relación al tema de la basura por la cual nos consultan es un tema súper complicado a veces por el estado de las calles porque no puede entrar el camión,” relató Eva Belza, vecina de Playa Lobos.

Belza aseguró que en la recolección de basura se modifica el personal que va al barrio, por lo que se pierde la información y el recorrido más propicio, esta situación produce que durante meses algunas calles se queden sin este servicio.

“Durante meses el basurero no pasa y la basura se acumula. Un imagen gráfica es la vecina o el vecino saliendo a correr al basurero para pedirle que por favor levante la basura del tacho de la puerta de su casa, esa es una postal que varias y varios hemos visto y vivenciado,” contó la vecinalista.

Eva Belza sobre el estado de las calles 

Sobre la recolección de poda, contó que gracias al esfuerzo de la comunidad el barrio cuenta con una cooperativa llamada Fuegos del Sur, quienes se encargan  de la recuperación y procesamiento. Esta fue una respuesta a una problemática que sufrían a diario, ya que la poda abandonada generaba microbasurales.

Referentes barriales han trabajado de forma constante para modificar este panorama: “En la Sociedad de Fomento todos los martes de 10 a 12 un grupo de compañeras se encargan de concientizar en torno al tema de reciclables, de recibirlos y explicar cómo se limpian y se dividen los desechos, sean cartón, vidrio, aluminio, nylon, etc. Esto se articula con cooperativas que luego recolectan estos residuos.”

En relación al tema de seguridad, aseveró que el barrio no tiene situaciones de robos ni asaltos, sin embargo en el pasado sí han sido afectados por esta problemática. “Creo que esto se vincula a la temporada,” reflexionó.

Por último, sobre el transporte público, aseguró que el sector está más complicado, ya que desde el comienzo de la pandemia nunca se ha podido recuperar las frecuencias, siendo una gran dificultad para las y los vecinxs que deben moverse entre barrios, o concurrir hasta el centro de la ciudad por necesidades educativas, laborales o de salud.

“Es otra triste postal que tenemos, los colectivos pasan súper llenos ante la falta de frecuencias y no se respetan las medidas de higiene, distanciamiento y cuidado que necesitamos en este contexto de pandemia,” finalizó.

Lara E. Franco – Redacción MdpYa.