“Encima me dejan en sala de espera con estos soretes”

El viernes pasado se realizó una audiencia para determinar la cantidad de pruebas existentes en el juicio por abuso sexual agravado y corrupción de menores del caso Gianelli-Fleming. El objetivo del encuentro virtual era establecer una fecha para el juicio, sin embargo un pedido de nulidad trasladó para hoy el cuarto intermedio.

Analía Schwartz, docente de música de los colegios Gianelli y Fleming, está imputada por nueve hechos de abuso sexual y seis de corrupción de menores ocurridos en 2013. Pese a los intentos de las familias por concretar una fecha para el juicio, la defensora particular, Patricia Perelló, pidió la nulidad, obteniendo como resultado un cuarto intermedio para hoy a las 11.30. La modalidad se desarrollará de manera virtual y allí los jueces determinarán el pedido.

Andrea, mamá de uno de los chicos, habló sobre la audiencia producida el viernes pasado con MdpYa. “Fue una audiencia muy extraña, sobre todo por cómo empezó”, aseveró, ya que en el encuentro mientras las madres y los padres esperaban en la sala virtual, Patricia Perelló disparó frente a ellxs: “Encima me dejan en sala de espera con estos soretes”.

“Empezó la audiencia así, cuando todavía no estaban ni los abogados ni los jueces, estaban sólo los papas y la doctora Perelló con sus dos codefensoras. Nos dijo esa frase, los soretes somos nosotros, los padres. Estamos acostumbrados a esas faltas de respeto y a esas formas que tiene Perelló  de querer hacernos saltar, situación que no va a lograr, sin embargo es una situación incómoda la que nos llamen soretes en una audiencia,” explicó Andrea a MdpYa.

A continuación, compartimos un comunicado de la familia:

“Encima me dejan en sala de espera con estos soretes,” así nos recibió el viernes pasado Patricia Perelló, en la audiencia preliminar al juicio por abuso sexual

Hace casi 8 años esperamos que se haga justicia, volcamos nuestras esperanzas de reparación después de tantos años de lucha.

Queremos que un tribunal de jueces competentes, que se ajusten al derecho vigente y tengan perspectiva de género, escuche lo que nuestros hijos e hijas han relatado en Cámara Gesell.

Estamos convencidas y convencidos de que esa reparación es necesaria. No solo para ellos/as y para nosotros/as como familias, sino para toda la sociedad. Por lo que significa darle crédito a la palabra de niños y niñas cuando tienen la valentía de contar que lo que sufrieron y para que esto no pase nunca más.

El viernes los jueces no pudieron fijar una fecha para el nuevo juicio. Nos encontramos con la solicitud por parte de la defensa, de anular esta nueva instancia basándose en que una persona no puede ser sometida dos veces al mismo proceso. Este pedido fue desestimado ya que la absolución en primera instancia fue anulada por el Tribunal de Casación Penal en la ciudad de La plata en 2018.

La estrategia es que nos cansemos, la estrategia es que los tiempos se alarguen y lograr la prescripción de la causa.

No solo tuvimos que soportar el horror de escuchar los relatos de nuestros hijos e hijas, también estamos soportando 8 años de pesadilla judicial que es brutalmente agresiva y desgastante. Sabemos que es largo el camino que todavía nos queda por recorrer y sabemos que nos enfrentamos a una defensa corporativa, monstruosa y perversa, bancada por la institución que sostiene las redes de pedofilia más grandes del mundo.

Pero seguiremos de pie. Desde la angustia nos levantamos y fortalecimos, porque nos toca seguir gritando lo que quieren que enterremos en el olvido, porque decidimos que la valentía de nuestros/as hijos/as no ha sido ni será en vano. Siempre les creímos y queremos que sepan cuanto hemos luchado por ellos y ellas. Para que todo lo que duela, duela un poquito menos.

Lara E. Franco – Redacción MdpYa.