Cayó psicólogo acusado de abuso sexual en la secta del Hotel City

Un hombre fue detenido en las últimas horas, acusado por distintos casos de abuso sexual dentro de la secta del Hotel City, desbaratada en julio de este año.

Se trata de un psicólogo cuya identidad no trascendió, que fue capturado durante un allanamiento que ordenaron el fiscal Nicolás Czizick y el juez federal Santiago Inchausti en Capital Federal. El operativo se realizó el pasado martes y el sospechoso será trasladado a Mar del Plata, donde este jueves prestará declaración indagatoria.

Según pudo saber el portal lacapitalmdp tras consultar fuentes de la investigación, es el sexto detenido en el marco del expediente y habría sido parte de la banda muchos años. Al parecer, cuando todo salió a la luz, se mudó a la ciudad de Buenos Aires.

En otro aspecto, los informantes no quisieron dar a conocer la identidad del hombre, debido a que primero buscarán indagarlo. Al ser consultados acerca de si el detenido tiene algún vínculo familiar con los demás acusados -o incluso víctimas, ya que varias de ellas fueron fruto de abusos sexuales-, las mismas fuentes prefirieron excusarse y no dieron ningún dato.

Si bien ya son seis los imputados detenidos -entre ellos el líder, Eduardo De Dios Nicosia, y una mujer que era su pareja-, la investigación no está cerrada y podrían existir más operativos y capturas.

La causa

El juez Inchausti y el fiscal Nicolás Czizick comenzaron esta investigación conjuntamente con Policía Federal, luego de una denuncia a fines del año pasado.

En esa oportunidad una mujer refirió haber sido víctima de un grupo o secta con inclinaciones religiosos o espirituales, que se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad de las personas y que las retenía en contra de su voluntad.

Esa organización operaba en el hotel ubicado en Diagonal Alberdi al 2500 y la pesquisa logró corroborar algunos de esos datos y sumó otras seis potenciales víctimas.

Al cabo de distintas tareas de inteligencia y testimonios, las autoridades judiciales decidieron allanar el hotel el martes 3 de julio, cuando fueron detenidas cuatro personas, entre ellas Nicosia, y rescatadas otras diez. En total, se calcula que hay más de 30 personas que fueron víctimas. Durante el procedimiento se secuestró numerosa cantidad de armas y municiones.

Finalmente, el 10 de julio también fue detenido el conserje del hotel donde funcionaba una secta, luego de una serie de declaraciones judiciales en las que se lo mencionó como uno de los miembros del grupo que, según la acusación de los investigadores, sometía a sus víctimas a todo tipo de torturas, abusos sexuales y vejaciones.