Beatriz es la primera marplatense en iniciar su jubilación por tareas de cuidado

El lunes en la sede de UDAI Puerto se llevó adelante la primera inscripción para reconocimiento de aportes por tareas de cuidado de la ciudad. Se trata de Beatriz madre de dos hijos que accedió a ese beneficio por el trabajo dedicado a la crianza de sus hijos. “Esta medida es muy importante porque repara una desigualdad histórica”, destacó Pablo Obeid,  jefe regional de la Anses local.

“Cerca de 9.500 mujeres marplatenses mayores de 60 podrán iniciar el trámite pese a no haber completado sus aportes”, destacó el jefe regional de la Anses, Pablo Obeid. El programa está destinado a las mujeres que  cuidaron de sus hijos o hijas, alcanzaron los 60 años y no completaron los 30 años de aportes .

“Estoy muy emocionada, estaba esperando esta posibilidad y me hace muy feliz el hecho de haber iniciado este trámite. Llevo 33 años cuidando a mi hijo discapacitado y nunca pensé que podía llegar este momento”, dijo Beatriz.

“Es una medida muy importante que busca dar visibilidad y reparar una desigualdad histórica y estructural, al reconocer y valorar el tiempo que las mujeres destinaron y destinan a la crianza de sus hijas e hijos” aseguró Obeid, a la vez que anunció que durante todo el mes de agosto, el equipo de ANSES va a estar trabajando en doble turno en sus cinco sedes para que aquellas mujeres con hijas y/o hijos con 60 años que no cuenten con años de aportes necesarios, puedan acceder al derecho de su jubilación.

El reconocimiento será de 1 año de aportes por cada hijo o hija; 2 años por hijo o hija adoptado o adoptada siendo menor de edad; 1 año adicional por cada hijo o hija con discapacidad y 2 años adicionales en caso de que por el hijo o hija haya accedido a la Asignación Universal por Hijo (AUH) por al menos 12 meses.

Asimismo, se reconocerán los plazos de licencia por maternidad y de licencia por excedencia de maternidad a las mujeres que hayan hecho uso de estos períodos al momento del nacimiento de sus hijos o hijas. Esta medida de inclusión es compatible y, de ser necesario, puede complementarse con las moratorias vigentes.