Un policía persiguió con el patrullero y asesinó de un disparo a su ex pareja

El imputado, Iván Jesús Leguizamón (28), se encuentra detenido. Está acusado de haber asesinado de un balazo a Claudia González (29), el sábado pasado, luego de que la mujer se negara a retomar la relación.

“Ahora sí estoy tranquilo”, fue la frase que disparó el agente Iván Jesús Leguizamón (28), luego de asesinar de un balazo a su ex pareja, Claudia González (29), luego de que la mujer se negara a retomar la relación.

El femicidio ocurrió el sábado pasado. González viajaba en un Peugeot 307 azul junto a Marino Milevich (63), su ex esposo y papá de su hijo de ocho años, con quien había decidido volver, luego de separarse por un tiempo. Ambos oriundos de Villa Cañás, se trasladaban por la ruta provincial 90, en dirección a Alcorta, cuando a mitad de camino un patrullero de la Policía Vial de Santa Fe, que los perseguía, empezó a hacerles señas de luces, con la sirena encendida, hasta que su conductor los pasó y les tiró el vehículo encima para que se detuvieran.

Al frenar el coche, Milevich inmediatamente se percató de la identidad del agente policial que conducía el patrullero: el ex novio de Claudia.

“¿Quieren hablar?”, le preguntó Milevich, a pesar de la tensa situación. “Sí, quiero hablar con ella”, respondió el oficial. Así fue que Leguizamón caminó hasta el auto estacionado donde estaba Claudia y le pidió a la mujer recomponer el vínculo, que habían cortado hacía casi tres meses, según la familia de ella. Pero Claudia le ratificó que había decidido volver con su esposo y padre de su hijo de 8 años.

“Dejame de molestar, no quiero volver con vos, te voy a denunciar”, le advirtió asustada Claudia. La respuesta del agente fue brutal: desenfundó su pistola reglamentaria y le pegó un tiro en la cabeza. Luego intentó dispararle también a Milevich, pero se le trabó el arma y empezaron a forcejear. Estuvo a punto de ahorcarlo contra el piso, pero desistió.

“¡Mirá lo que hiciste! Sos joven”, le repetía conmocionado el marido de la víctima, mientras pedía ayuda a los otros jóvenes oficiales del patrullero, que no reaccionaron.

En tanto Leguizamón se apoyó en el patrullero y con la víctima muerta adentro del 307, expresó: “Ahora sí estoy tranquilo”. Y luego, con cinismo, le preguntó al hombre: “¿Me vas a venir a visitar a la cárcel con tu nene?”.

Leguizamón quedó detenido. Este domingo, el fiscal de Melincué Julián Cochero lo imputó por “homicidio calificado por el vínculo, por ser cometido por un varón contra una mujer mediando violencia de género, abusando de su función o cargo cuando fuere miembro de fuerzas policiales”, contemplado en el artículo 80 del Código Penal. Además, lo imputan por el intento de homicidio de Milevich.

También arrestaron a los dos compañeros del agente. Fueron identificados como Jonatan Rojo (28) y Mario Agüero (24), a quienes los acusan de “partícipes secundarios” ya que en ningún momento intervinieron para detener al femicida. Los tres se negaron a declarar.

Entre el martes y el miércoles, el juez Aldo Baravalle definirá si dicta la prisión preventiva para los tres detenidos.

En la escena del crimen trabajaron policías de las comisarías de Elortondo y Chapuy, además de la Unidad Regional VIII General López.

Crónica