“No tenemos insumos y han bajado la calidad de los elementos de protección”

Carlos Gómez, presidente de Cicop, denunció la situación que enfrentan las y los trabajadores de la salud.

El sector manifestó gran preocupación ante la falta de insumos que hasta el momento, “se entregan a cuenta gotas.”

“Sabemos que no hay una compra pendiente y lo que se compró hace tiempo no va a ser suficiente para estos días en donde hay muchísimos casos y en donde volvemos a tener que utilizar todos los elementos de protección personal durante toda la jornada de trabajo, pero han bajado la calidad y no hay barbijos de protección adecuados, esta es una complicación bastante importante porque necesitamos protegernos para no enfermarnos y enfermar a nuestras familias,” explicó el presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop).

Hace 3 meses aproximadamente, la Municipalidad tiene déficits de insumos, aseguró Gómez, uno de los elementos más importantes que están faltando son las toallas para el lavado de manos, también se registra la ausencia de medicamentos para personas con enfermedades crónicas y para salud mental.

Sobre la apertura del centro de testeo ubicado en la sala de Ameghino en Luro al 10.000, aseguró que el lugar no cuenta con un médico, por lo que las personas tienen que tener una derivación.

“La derivación no se hace adecuadamente en el CAPS que corresponde al barrio que es lo que se pretendía desde la Municipalidad, entonces llegan a ese lugar y se generan situaciones violentas en donde las personas están incomodas diciéndonos que no puede ser que ellos tengan que volver a la sala, trasladarse de un lado a otro y tomarse un colectivo para ir a la sala que le corresponde, para después volver a donde le van a hacer el test,” señaló el profesional.

Ante esta situación, Gómez relató que el sector enfrenta de forma permanente violencia y maltrato, pero también sufren el destrato de las autoridades municipales que no convocan, recategorizan, ni valoran al sector.

A las y los trabajadores que pidieron una licencia se les pidió que se postergue, mientras que las vacaciones fueron otorgadas a quienes las solicitaron, sin embargo para quienes todavía no las pidieron se les informó la necesidad de pasar para más adelante este derecho.

 “Seguimos teniendo una alta exigencia en el lugar de trabajo, casi todas las áreas están abiertas y funcionando al 100%, por lo que la exigencia sigue siendo mucha. Por otro lado tenemos un porcentaje de compañeros que no tienen la vacunación completa, desde Zona Sanitaria VIII nos han informado que el 12, 13 y 14 de junio se van a asignar los turnos pero no sabemos por qué se ha vacunado a mucha población y a nosotros no nos han completado,” denunció.

Lara E. Franco – Redacción MdpYa