La ocupación de camas nuevo criterio de redefinición de Fases

De acuerdo con el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) presidencial, además del criterio de aumento de los contagios en los últimos 14 días y de los casos acumulados en ese período cada 100 mil habitantes, para que un distrito sea clasificado en “alerta” debe tener un 80% de sus camas ocupadas.

En su carta a la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, Montenegro pidió que se revisara ese dato porque, de acuerdo al sistema de gestión de camas provincial, la ocupación en el distrito era de 64,18%. A partir de allí, el jefe comunal logró que la Provincia no hiciera retroceder a Mar del Plata a la fase 2 (donde están todos los municipios bonaerenses que la Nación ubicó en “alerta”), sino que permaneciera en la 3, donde están permitidas las clases presenciales.

Hasta ahí lo que sucedió. A partir de ahora empezará a escribirse otro capítulo: el gobierno provincial anunció este martes que trabaja en la redefinición de los parámetros para considerar que en una zona hay un 80% de ocupación de camas. El ministro de Salud, Daniel Gollan, dijo que mientras la razón y la incidencia de los contagios (los indicadores que se miden cada 14 días) se establecen por municipio, la ocupación de camas se tomará en cuenta por región.

“No se pueden medir por municipio”, dijo el ministro. “Para poner ejemplos claros: si nosotros tomamos Bahía Blanca, las camas del Hospital Interzonal no son de la población de Bahía Blanca: son de una zona mucho más vasta”, indicó.

“Por otro lado, cuando tomamos la cantidad en un municipio donde hay cuatro o seis camas, y decimos que tenemos una ocupación del 50%, son dos o tres camas”, puntualizó. Gollan dijo que sería una foto de un momento, pero en realidad las medidas restrictivas “duran varios días”, por lo que dio a entender que debe considerarse esa saturación inminente.

Si en un municipio que dispone de esa cantidad de camas está al 75%, es decir que no cumple con el parámetro del 80%, implicaría “una cama”, que “se ocupa en cinco minutos”, indicó.

Fuera de ese ejemplo, apuntó: “Ni hablar si se producen cuestiones como un accidente en la ruta, que de golpe me ocupa 20 camas y en el lapso de media hora no las tengo más”.

Gollan consideró que “hay un montón de imponderables que atender para definir con precisión cómo es ese 80%, que no es por municipio, sino que toma una dimensión regional”.

El indicador tendrá en cuenta además “la velocidad con que se instalan los casos”, marcó. “Es decir, si un municipio viene con una tasa de incidencia muy rápida de crecimiento y tiene cuatro camas y una ocupación del 75%, yo estoy viendo que mañana o pasado lo tengo saturado, porque me queda una cama y la velocidad de crecimiento de casos es mucho más rápida”, ejemplificó.

La intención del gobierno bonaerense es que se refleje “realmente” el riesgo de no poder acceder a una cama. En el sector privado “ocurre exactamente lo mismo” que en el público, dijo el funcionario. “Si una persona vive en ciudades chicas alrededor de ciudades grandes, su prepaga o su obra social no tiene generalmente la infraestructura necesaria para atenderlo en su propia ciudad, sino que tiene que acceder a los centros de mayor complejidad, que están en las ciudades más grandes”, comentó.

Gollan anticipó que el indicador “se está construyendo” y “se va a consultar a todos los secretarios de Salud”. “Están trabajando nuestros equipos técnicos y cada domingo se va a informar por región cuál es la ocupación global prorrateando las camas por el conjunto de toda la población de la zona”, añadió el ministro.

El domingo que viene se emitirá el primer informe y no hay dudas: se convertirá en un anticipo de la fase en que continuará cada municipio.

NA