“Faltan camas y respiradores”

El asesor en Calidad y Seguridad de la atención en el Sanatorio Belgrano, Julio Tuseddo, habló sobre la falta de elementos que padece la institución ante la segunda ola.

La situación en Mar del Plana se complejiza ante la saturación del sistema de salud, el agotamiento del recurso humano y la falta de camas de terapia intensiva.

Julio Tuseddo, trabajador del Sanatorio Belgrano, habló con MdpYa sobre la realidad sanitaria de Mar del Plata y la región: “Sigo preocupado aunque ciertamente hay algunos elementos que por ahí nos pueden hacer estar un poquito menos peor de lo que pensamos que podíamos estar, se ha estabilizado el número de casos con alguna tendencia a la baja, pero seguimos viendo una saturación importante de las unidades de cuidado intensivo.”

En el día de ayer, Tuseddo relató que hubo una situación muy difícil en el hospital con un paciente que necesitaba cuidados intensivos, sin embargo en el marco de la urgencia, el lugar no contaba con camas disponibles. Cuando se logró generar un espacio físico para atenderlo tampoco había respiradores.

“Otra institución nos prestó un respirador a partir de lo cual pudimos darle el soporte ventilatorio mecánico que necesitaba el paciente, no sin dejar de considerar que esto no fue tomado como si no hubiera pasado nada,” reflexionó.

El profesional aseguró que hay un factor del que se habla poco, y es que si hay un retraso en el inicio de la conexión de un respirador a un paciente, puede traer complicaciones. Mientras más se demore el inicio del equipo de asistencia, más oportunidades pierde la persona de sobrevivir, aseguró.

“Estamos hablando de una enfermedad grave con alta mortalidad en donde las posibilidades de sobrevida se reducen porque no tenemos los servicios apropiados. Lo que estoy contando está muy lejos del planteo que se hace desde la Secretaría de Salud y de la intendencia de que todo está bien,” denunció.

Consultado por las medidas sanitarias implementadas en Mar del Plata, opinó que no está planificada la crisis en el nivel local. También consideró que hay un agravante por la negación que hubo por la presencia de cepas de alta contagiosidad, como la británica y la Manaos.

“Se insistía en que no había circulación y vimos que un grupo de jubilados de la provincia de Mendoza se contagió con la cepa de Manaos, por esta razón, entró en alerta esa zona para maximizar las medidas de control, definitivamente, podemos decir que tenemos circulación comunitaria de estas cepas que son de alta contagiosidad,” alertó.

Por último, Tuseddo remarcó estar preocupado por la situación sanitaria y por la disponibilidad de servicios de salud para las personas que lo necesiten. “Espero que esta enfermedad que nos golpea duramente, afecte lo menos posible y tenga la menor mortalidad mediante la acción del servicio de salud,” señaló.

Lara E. Franco – Redacción MdpYa