“En 6 años la Reserva Parque Camet ha perdido 30 hectáreas que eran de uso público”

Lo denunciaron desde el grupo de Facebook “Eco Asamblea Parque Camet”. La entrega a los privados genera gran preocupación en la comunidad, motivo por el cual le exigen al intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, que se frene con la privatización del sector.

Hace tiempo que diversos actores y organizaciones de Mar del Plata visibilizan y denuncian la entrega de los espacios públicos a los privados. En el caso de la reserva forestal Parque Camet, la quita del espacio público se está otorgando a clubes privados, quienes instalan vallas y cercos para delimitar su espacio, y generan que cada vez haya menos lugar en el entorno natural que le pertenece a todos y todas.

“Hasta el momento se han entregado 17 hectáreas a un Club de Hockey y Polo, 5 hectáreas al Club el Cañón, 5 hectáreas al Club Unión y 3 a un Club de Hockey”, indicaron desde la organización Eco Asamblea Parque Camet.

Ante la pérdida de los bienes naturales comunes, la asamblea exige frenar el avance de los privados sobre el sector público del parque y pide que se cuide la forestación, además, manifestaron que es necesario que haya un plan de reforestación acorde.

Ricardo Scarafiocca, referente de la asamblea, dialogó con MdpYa sobre la situación actual: “La instalación de los privados en la reserva forestal Parque Camet arranca mal desde un principio porque los permisos que tienen los clubes para estar ahí son precarios, y eso limita las condiciones edilicias, es decir, no se puede construir con cemento, tampoco levantar paredes. Los Clubes Biguá, Pueyrredón e Hípico son los que están hace más tiempo en el parque y todos tienen construcciones permanentes que habría que derrumbarlas”, consideró, ante el uso de materiales que no son acordes.

El 27 de octubre del 2020 el sector denunció además la tala indiscriminada de árboles, realizada por el Municipio

 

¿Cómo llegamos hasta la privatización?

“En la gestión de Gustavo Pulti se le quitó el lugar que tenía el Club Unión para hacer un depósito de automóviles y les ofrecieron el Parque Camet como lugar de recompensa al haber quedado sin predio. En 2016 se le cedió parte del predio al Club Unión (eran cinco hectáreas), se iba a poner entre el polideportivo y el club Biguá, sobre calle Gandhi pero por presentaciones que hizo la sociedad, se logró que no se cierre el lugar”, explicó el referente de la asamblea.

Respecto a la construcción del Club Biguá, Scarafiocca señaló que en el lugar se pusieron antenas de telefonía celular y cerraron el predio para que la gente no pueda entrar a sacar agua, bajo la excusa de que se robaban los cables: “La realidad es que el club está todo cerrado y siguen robándose los cables. Un dato importante es que el club empezó a cerrar tirando tierra, si estás parado en Beltrán mirando para el norte, se puede observar hacia la costa que empezaron a tirar tierra sobe Beltrán y paralelos a Gandhi. Al parecer iban a hacer un estacionamiento, creemos que tienen una palanca municipal bastante grande porque el presidente del club, Sebastián Garro, tiene una secretaria municipal y Vilma Baragiola jugó allí toda su vida y ahora está con las mamis hockey”.

La situación no se detiene en los usos del lugar, sino también en los malos usos: “Cuando tuvieron que hacer un movimiento para sacar tierra colorada para asentar la cancha de hockey, llenaron el hueco de la tierra que hicieron en el Club con todo lo que se hizo del saneo de la laguna. Los camiones de Obras Sanitarias y del Municipio llevaron la mugre de la laguna y la enterraron con piedras y tierra debajo de la cancha”, denunció el referente.

Hasta el momento, la gran preocupación de la comunidad es el uso que se le da al predio, el cierre permanente de estos lugares y la continuidad de la privatización de estos espacios públicos.  En estos momentos “todavía no entendemos cómo fueron cedidas 5 hectáreas al Club El Cañon”, consideraron desde la Eco Asamblea Parque Camet.

Además: “se le dieron alrededor de 17 hectáreas al Club Hípico para que se siga extendiendo, pero la realidad es que cada vez se reduce más el porcentaje de hectáreas que quedan libres para el público. Todos estos clubes que se están instalando por lo general tienden a cercar”, denunció Scarafiocca sobre la pérdida de lo público.

Ante la privatización, opinaron que: “Al parecer la idea que hay desde el Emder es cercar todo el predio del Parque Camet, quieren hacer un anillo de seguridad basándose en que el Parque Camet es un lugar inseguro, y si es así, los vecinos del barrio no nos enteramos porque los robos no suceden dentro del parque, sino en los barrios, por eso la comisaria debería estar en el barrio y los clubes en otros predios, no en espacios públicos.”

 

 

En 1994 por Ordenanza,  el Parque Camet fue declarado Reserva Forestal

A esto se le suma el abandono del espacio público, de hecho, en reiteradas ocasiones la comunidad de Parque Camet ha visibilizado la falta de presencia municipal que produce que la gente realice fuego en la base de los árboles, la tala indiscriminada, la falta de un guardaparque, la ausencia total de mantenimiento en los juegos del lugar y en los baños públicos, como así también el mal estado de los fogones, entre diversas problemáticas. 

Lara E. Franco – Redacción MdpYa