“Dame todo o te quemo”

En un hecho de violencia extrema que ocurrió la madrugada de ayer, un taxista salvó su vida de milagro cuando sin saberlo trasladaba a dos delincuentes que, al final del trayecto en el barrio porteño de Villa Ortúzar, intentaron robarlo, amenazándolo con un arma de fuego, con la que le gatillaron en la cabeza. Fue un llamado a la Policía de un testigo, y el accionar de los efectivos lo que evitó que le sacaran lo poco recaudado, y consiguió detener a los dos ladrones.

“Dame la guita o te quemo”, amenazó uno de los delincuentes al conductor, Diego P, con quién dialogó crónica.com.ar. “Fue un segundo, uno se bajó y el orto estaba adentro del auto. Lo único que quería era llevarse mi teléfono y lo que recaudé, les estaba dando lo que me pedían, nunca me resistí”, dijo el hombre que durante el hecho delictivo forcejeó con los delincuentes.

“Me gatilló en la cabeza, ahora estoy en casa, todavía muy nervioso. Me secuestraron el auto para hacer peritajes. Lo más tremendo es que me amenazaron los cómplices, por eso estamos preocupados”, explicó a este portal la victima, que además analizó: “En 17 años como taxista solo tuve dos intentos con navajas y como sé artes marciales los reduje, pero que me gatillaran en la cabeza cuando le estaba dando la plata jamás me paso eso, reaccione y si la policía no me para en ese momento no se qué pasaba, me transforme”.

Fuentes de la investigación confirmaron que el personal de la División Operaciones Especiales de la Comisaria Vecinal 15 C de la Policía de la Ciudad, que llegó hasta la avenida Triunvirato y Tronador, se encontró con el cuadro que relata el taxista: dos hombres, uno de ellos ocupaba el asiento trasero y peleaba con el conductor del taxi Volkswagen Suran, de 53 años.

Gracias a la intervención de los efectivos, se logró reducir al agresor, que portaba un arma de fuego. Minutos después, los oficiales se enteraron a través de un testigo que había un segundo involucrado en el hecho, que había oficiado de campana y que intentaba escapar.

Con las características físicas y la vestimenta del sospechoso, los oficiales emitieron una alerta que dio resultado positivo con la detención del segundo imputado en la avenida Del Campo y Estomba, donde fue alcanzado por el móvil de refuerzo.

Las mismas fuentes confirmaron a Cronica.com.ar que los detenidos son argentinos, de 56 y 20 años, a uno de los cuales se le secuestró un pistolón de doble cañón, calibre 12/70 sin inscripción ni numeración, dos cartuchos marca Orbea color amarillo y una funda de guitarra, en la que escondía el arma.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 38, a cargo del doctor Mariano Iturralde, Secretaría 132 del doctor Federico Romero, dispuso la detención de los dos imputados, en condición de incomunicados, a la sede de la Comisaría Vecinal 15 C, a la espera de alojamiento definitivo.

F.Guerrero