Causa Shell: Laura Alonso y Aranguren de nuevo en la mira

El juez federal Luis Rodríguez pidió un informe sobre las líneas telefónicas del ex ministro de Energía de la Nación en el gobierno de Mauricio Macri, Juan José Aranguren, y de la ex titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, en la causa en la que se investigan supuestas negociaciones incompatibles que habrían beneficiado a la empresa Shell.

La última semana de febrero, la Cámara Federal porteña había anulado los procesamientos de ambos ex funcionarios por considerar que no constaba la existencia de un delito vinculado a beneficiar especialmente a la petrolera a partir de la compra de gas a Chile. Al mismo tiempo, los magistrados indicaron profundizar la investigación.

El ex ministro de Energía había sido procesado por supuestas “negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública”, y Alonso por presunto “encubrimiento para ayudar a eludir las investigaciones de la autoridad o a sustraerse a la acción de ésta, agravado por ser funcionaria pública, en concurso ideal con el delito de abuso de autoridad”. La causa tiene como objetivo principal dilucidar si Aranguren, como ex titular de Shell y accionista, benefició a la empresa con la compra de 16 cargamentos de gasoil.

En ese marco, el magistrado de instrucción solicitó a las empresas de telefonía informes de las líneas a nombre de Aranguren y de Alonso desde el 10 de diciembre de 2015 al 31 de diciembre de 2017. Además, solicitaron los listados de llamadas entrantes y salientes. El pedido del detalle sobre las actividades de las líneas telefónicas se extendió a ex funcionarios de segundas y terceras líneas que trabajaban bajo la órbita de Aranguren

p12