Sigue la toma en las tres casas de decoración en Mar del Plata

Los trabajadores que tomaron las tres sucursales de venta de artículos de decoración este sábado, “Paseo Güemes”, ubicada en Güemes al 2600, “Deco & Bazar”, en Constitución al 6000, y “Bazar Express”, en Avenida Luro al 3400, siguen con la medida de fuerza ante la falta de pago por parte de la patronal y la falta de respuestas de los mismos.

Andrés Luques y Andrea Garrido, trabajadores en “Paseo Güemes”, contaron a elmarplatense que “los dueños dijeron que estaban en comunicación pero es mentira”.

“Mayormente hablaban conmigo porque yo era el nexo entre ellos y el sindicato, porque fui el que los denunció personalmente”, señaló Luques.

“A mí me quiso dar un dinero para que yo me vaya en carácter de indemnización, pero no se lo acepté. Siempre anduvieron haciendo cosas turbias”, agregó después.

Garrido, por su parte, indicó que “los trabajadores que menos años de antigüedad tienen alcanzan los 7 años”. “Es triste porque te desconocen. No son como los dueños de Coca Cola que no los conoces. Yo tengo 20 años de antigüedad, los conozco desde que tenían solo el depósito, conozco a los hijos”, expresó.

“Les mandas carta documento y dicen que no son tus empleadores”, sentenció.

Además, Luques apuntó en que “dicen que son apoderados pero son los dueños, dos hermanos”. “Uno se encarga de la parte administrativa y otro de las compras. Éste último hace unos años atrás hizo un emprendimiento en Barcelona en el que supuestamente no le fue bien, y ahí empezó uno de los garroteros nuestros”, manifestó Luques.

“Lo que hicieron fue malversación de fondos, se fueron a hacer los grandes empresarios afuera con los aportes nuestros. Hay una persona que se quiso jubilar y desde el 2012 no le aportan”, denunció.

Asimismo, mencionó “irregularidades en los recibos de sueldo”. “Echaron gente y no le pagaron. El problema es desde antes de la pandemia, hace 5 años, reducción horaria, las obras sociales caídas, pagos atrasados”, enumeró.

“En mi caso me pasa que tengo un nene con discapacidad y en un momento la firma para la que yo trabajaba, Mar Decoraciones, había dejado de existir. Hasta hace poco le pagaba a la gente con el recibo de esa firma. Hemos querido a sacar créditos y no existimos. Yo me di cuenta porque no me pagaban lo de mi hijo”, explicó Luques.

“Ellos nos ofrecieron cuadros, vasos y floreros. La propuesta es ventajosa para él nada más”, concluyó el trabajador al medio.

Por último, el Sindicato de Empleados de Comercio adhiere a la toma y el reclamo de los trabajadores. Desde su Secretario General, Gremial y demás miembros de Comisión Directiva del gremio.