Se reinicia el juicio por el niño que murió al caer de un séptimo piso

La justicia penal de La Plata reanudará este martes el juicio oral que se suspendió en marzo último por la pandemia de coronavirus y que tenía a un hombre y su pareja como acusados de matar al hijo de él de 7 años, con Síndrome de Down y quien en 2017 cayó por una ventana del edificio en el que vivían en el centro de la capital bonaerense, informaron hoy fuentes judiciales.

Tras más de ocho meses sin audiencias, el Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 platense resolvió retomar el debate con la etapa de alegatos que estaban previstas para el pasado 25 de marzo pasado.

Por el caso son juzgados de Diego Villanueva (38) y Rosa Martignoni (32), imputados de los delitos de “homicidio calificado por el vínculo” en el caso del hombre y “homicidio simple” a la mujer.

El hecho

El hecho que se les imputa ocurrió alrededor de las 20 del 10 de octubre de 2017, en un edificio situado en la calle 9, entre 55 y 56 en pleno centro de la ciudad de La Plata, cuando Renzo Villanueva cayó desde el balcón del 7° piso “A” y murió a consecuencia de los golpes sufridos.

En sus declaraciones indagatorias, los dos acusados argumentaron que el niño jugaba en una habitación que da a un patio interno cuando presuntamente se le cayó un juguete y por eso se habría asomado por la ventana, perdió equilibrio y se precipitó al vacío.

La madre pide justicia

Sin embargo, Angela Donato, la madre del niño acusó a la pareja de haberlo tirado por la ventana.

En una entrevista con Télam, la mujer aseguró que espera “que se haga justicia” y dijo confiar en “el sentido común de los jueces más allá de las pruebas presentadas” en el juicio oral.

Sin embargo, la mujer admitió no tener “muchas expectativas porque la justicia me falló siempre y por eso ahora estamos en un juicio por homicidio”.

“Renzo es víctima de su papá y de la decisión de la justicia que lo puso en sus manos”, dijo en relación a las denuncias previas que había realizado por presuntos golpes que recibía el niño cuando visitaba a su padre.

Angela lamentó también que su expareja y padre del niño “decidió ampararse en el silencio y jamás escuchamos que diga nada”.

“Nunca salió a gritar su inocencia y mantuvo el silencio. Si alguien tiene que gritar su inocencia es el y no lo hizo”, recordó.

La calificación

En el inicio del juicio, la fiscalía adelantó que buscará probar que se trató de un homicidio aunque también pedirá en forma subsidiaria una condena por homicidio culposo, mientras que la defensa apunta a que se trató de un accidente y pedirá la absolución de los acusados.

Por su parte, la pareja juzgada estuvo detenida durante unos meses pero el año pasado la Cámara de Apelaciones de La Plata le otorgó el beneficio del arresto domiciliario.

El reinicio del proceso

Una fuente judicial explicó a Télam que en las audiencias previstas para el 1 y 3 de diciembre sólo estarán presentes en la Sala de Audiencias los jueces, imputados, sus abogados, la fiscalía y el particular damnificado y la madre del niño.

Angela dijo además a Télam que su abogado, Gastón Nicosia presentó un pedido de nulidad del juicio debido al tiempo transcurrido entre la última audiencia y su reanudación que de acuerdo al Código de Procedimiento Penal bonaerense no puede exceder los 10 días.

“Con el tiempo transcurrido se puede perder el hilo de todo lo que se habló, de lo que dijeron los testigos, nadie puede garantizar que lo recuerden textualmente”, puntualizó en relación al pedido que fue rechazado por el Tribunal.

La presentación se basó en que el Código de Procedimiento Penal establece las causales por las que puede suspenderse un juicio aunque aclara que “no podrá exceder los diez días, caso contrario el juicio quedará anulado y se realizará uno nuevo”.

Telam