Se llevaron casi 100 mil dólares en dos “Cuentos del tío”

Desde la Fiscalía General aseguraron que hubo un aumento de casos. Días atrás se registraron dos casos: en uno obtuvieron 45 mil dólares y en otro 50 mil.

La Fiscalía General emitió recomendaciones por un incremento en los casos conocidos como “cuentos del tío”. En los últimos días se produjeron dos hechos similares.

El primero de los hechos ocurrió el 28 de octubre y los estafadores lograron obtener 45 mil dólares. Al día siguiente, se cometió otro hecho similar en el que los delincuentes se llevaron 50 mil dólares.

No se trata de casos aislados. Las autoridades judiciales de la ciudad indicaron que luego de que se flexibilizaran las medidas de aislamiento comenzaron a crecer este tipo de casos, por lo que pidieron a la comunidad tomar las precauciones correspondientes.

En ese sentido, detallaron que hay patrones comunes. Entre ellos, las víctimas que eligen son adultos mayores que viven solas y guardan ahorros en sus casas. Los delincuentes llaman a teléfonos fijos y fingen ser familiares o personas cercanas. Les inventan alguna información que los obliga a sacar sus ahorros (una devaluación, la necesidad de depositar los ahorros en el banco, el cambio de billetes, entre otros) y con esa excusa le dicen que su “contador”, “un amigo” o “un empleado del banco” pasará a buscar el dinero.

Las autoridades judiciales informaron que en algunos casos los delincuentes tienen información precisa del lugar donde la persona guarda el dinero o la cantidad exacta que tiene.

Además de los dos hechos registrados a fines de octubre por sumas millonarias, en Santa Clara del Mar, el 19 de octubre también se produjo otro hecho importante: a la víctima le robaron 21 mil dólares, 600 euros y 55 mil pesos.

“La creciente cantidad de estos hechos nos obliga, mientras continúa la investigación, a alertar a las familias, y sugerir que se tomen algunas medidas”, señalaron desde la Fiscalía General. Entre esas medidas, marcaron:

Advertir a sus familiares mas ancianos, explicándoles que nada de esto es verdadero;

  • Evitar que los abuelos tengan sus ahorros en sus casas;
  • Instruir a los abuelos, para que directamente no consientan ningún diálogo de esta clase; y
  • Evitar lo más posible el uso del teléfono fijo, o bien gestionar a los abuelos un teléfono móvil para las comunicaciones familiares.

Ante cualquier llamado semejante, se aconseja cortar la llamada e inmediatamente dar aviso a la policía, que estará debidamente instruida para actuar en caso de reiterarse el intento. (0223)