Riesgo país: peor que en épocas K

Este lunes el riesgo país tuvo la mayor suba diaria desde al menos principios de 1.993 -cuando tenemos data-: +68,7%.

Comentábamos el lunes que el derrumbe de las acciones argentinas del lunes fue en dólares el mayor desde al menos fines de 1966 (cuando comenzó a elaborarse el Índice General; el Merval arrancó en forma diaria el 8 de enero de 1.990).

Lo que por cuestiones que no están del todo claras -la gente del J.P.Morgan retrasó el ajuste del EMBI Argentina hasta casi la medianoche- término pasando más desapercibido es que fue también la mayor suba diaria de la llamada “tasa de riesgo país”, desde al menos principios de 1.993 -cuando tenemos data-: +68,7%.

Desde entonces saltos en el riesgo de más de 24% en un día tuvimos en nueve ocasiones. La primera el 27 de octubre de 1997 cuando la victoria electoral de la Alianza fue recibida con un desplome de 48.21% en la tasa de riesgo país (que en 561 puntos no parecía demasiado pro entonces).

A este le siguió un año más tarde una seguidilla de saltos que se vincularon entonces a la crisis rusa (21 y 27 de agosto con saltos de 35,01% y 24,09%) y a los problemas económicos del Brasil (el derrumbe bursátil del 10 de septiembre y la devaluación del 13 de enero del 1991, con saltos de 24,64% y 33,07%).

El 4 de diciembre los temores a un posible incumplimiento en el pago de la deuda de ese día, por u$s950 millones, deparó una suba de 26,41%. Curiosamente el default no implicó ningún movimiento de la magnitud de los que estamos viendo para la tasa de riesgo y recién el 30 de mayo de 2005, dos días después que Néstor Kirchner se “saca de encima” a Roberto Lavagna, vemos al riesgo trepando 28,95%.

El ante último incidente de este tipo es algo más cuestionable, porque lo vemos cuando el 24 de abril de 2016 la gente del J.P.Morgan rebalancea la cartera de referencia en función de los nuevo títulos emitidos por el gobierno argentino para el pago de la deuda, lo que derivó en una suba de 37,34%.

Como vemos, los motivos para los movimientos anormales de la tasa de riesgo pueden ser muchos. Si bien desde algún sector se insiste con que la actual disparada se vincula a una victoria de la formula Fernández-Fernández, no podemos dejar de notar que la tasa de riesgo país promedió 1.500 puntos durante la administración de Néstor Kirchner (con una mediana de 729 y un pico de 7.222), 845 puntos durante la primera presidencia de Cristina Fernández (con mediana de 708 y un pico de 1965) y 864 puntos durante la segunda (con mediana de 837 y pico en 1348).

Los más de 1.700 puntos de estos días, hablan entonces de un riesgo mayor al que evidenciaba la Argentina durante la administración K. Las conclusiones: son del lector.

D.Bosch-ámbito