Preocupación y llamado a movilización de los trabajadores del Casino

Durante la semana el nucleamiento de trabajadores se expresaba de la siguiente manera en relación al conflicto:

“Desde unión de trabajadorxs vemos con extrema preocupación el avance del juego on line en la provincia. Si bien sabemos que dicho juego existe ya desde hace tiempo de forma ilegal, consideramos que debe ser el estado quien regule el mismo, y asegure los derechos de las y los trabajadores. En los últimos días hemos sido testigos, como se otorgaron las licencias para operar, sobre el marco de una ley aprobada y presentada entre gallos y media noche, en el 2018 por la ex gobernadora María Eugenia Vidal, y reglamentada en el transcurso del 2019”

“Con un control del estado bastante dudoso, con actividades posibles dentro de las plataformas de juego como ruleta, black Jack,punto y banca y otras competencia directa y desigual contra nuestra profesión. Sin participación ni control por parte de las áreas de casinos”

“También cabe destacar lo perjudicial de esta ley para la población en general, en cuanto a salud teniendo en cuenta el aumento de la ludopatía, ya que implica la creación de un casino en cada hogar. Esta ley vulnera el espíritu del artículo 37 que los convencionales constituyentes crearon para garantizar el manejo del juego en manos del estado. Artículo que se logró en el año 1995 gracias a la unión y la lucha de las y los trabajadores de casinos”

“Estamos convencidos y convencidas que esta coyuntura, exige el mismo compromiso y unión que aquellos tiempos. Esta lucha se gana de forma colectiva o no se se gana”

“Es por eso que nos preocupa que nuestros representantes gremiales sigan sosteniendo acciones muy livianas, que lejos están de salvaguardar el futuro de nuestra profesión y actividad. Llámamos a encontramos en las calles el 29 de enero a las 11hs, con todas las medidas de cuidado de salud que exige la situación sanitaria”. Se estará realizando entonces en dos semanas una movilización por los reclamos plantados anteriormente.

Los manifestantes seguirán reclamando en dos semanas con una movilización.