Paradise Papers: condenan a prisión a periodista de la investigación

La periodista turca Pelin Ünker fue sentenciada a 13 meses de cárcel por la investigación de Paradise Papers luego de que informara que el ex primer ministro de su país Binali Yildirim y dos de sus hijos tenían sociedades offshore. Un tribunal de Estambul condenó a la miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) por los delitos de “difamación e insulto”, comunicó el periodista estadounidense Fergus Shiel, director y editor del proyecto de la organización internacional con sede en Washington, D.C. Ünker había publicado en el diario turco Cumhuriyet que el ex primer ministro Yildirim y sus hijos poseían compañías en Malta, un país europeo que funciona como paraíso fiscal. La periodista también recibió una multa de US$ 1615.
Yildirim fue primer ministro de Turquía entre mayo de 2016 y julio de 2018. Se convirtió en orador de la Gran Asamblea Nacional de Turquía después de la abolición del cargo de Primer Ministro.
Uno de los abogados de Ünker, Tora Pekin, defendió el trabajo de la periodista después de la sentencia y dijo a los reporteros locales que la labor de la trabajadora de prensa era acertado y de interés público. Su equipo legal dijo que la queja contra la ahora reportera freelance era doblemente injusta porque también incluía artículos que no habían sido escritos por ella. “[Los Paradise Papers] se publicaron como noticias en todo el mundo, pero la única que está siendo juzgada por eso es Pelin Ünker”, dijo Pekin. “En una sociedad democrática, la prensa tiene un deber indispensable. Está obligada a revelar todos los documentos que interesan al público. Pelin hizo esto”, agregó el abogado. “Fundar una empresa en un paraíso fiscal … La historia tiene que ver con esto. (Los Yildirim) no negaron esto en la petición de queja … La gente tiene derecho a leer los Paradise Papers”, afirmó Pekin.
“Los periodistas han estado luchando con este tipo de cosas en Turquía durante años. Solo soy una de ellos”, sostuvo Pelin Ünker. Después de su sentencia, Ünker le dijo a ICIJ que tenía la intención de apelar lo que era una decisión judicial inédita pero no sorprendente. Ünker dijo que lo que hizo que la decisión de este tribunal del “primer mundo” fuera tan llamativa era que los demandantes reconocieron que sus artículos eran ciertos. Aún así, la periodista fue condenada.
“Esta decisión no es una sorpresa para nosotros. Porque el resultado fue evidente desde el principio. No hay delito ni difamación en mis artículos”, dijo. “El hecho es que los hijos de Binali Yıldırım tienen empresas maltesas. Binali Yıldırım ya había aceptado que tienen estas empresas. En la acusación, también se acepta”, añadió. “Aunque aceptaron la existencia de compañías, presentaron una demanda y llegó una sanción. Esta es la primera vez en el mundo. La aceptación y el castigo están juntos. Binali Yıldırım y Berat Albayrak(empresario y político turco) son los primeros y los únicos políticos del mundo en demandar por los artículos de Paradise Papers”, contó la periodista.
Perfil