Nuevo Golf: “Aumentó la inseguridad y las filas en los comedores”

El barrio está atravesando una crisis muy grande ante la falta de alimentación de las y los vecinos, pero además, ante los hechos violentos de inseguridad. “Necesitamos la intervención del Estado Municipal, que se generen políticas de prevención y de ayuda social, no alcanza con lo que envían”, contó un vecino.

La población del barrio Nuevo Golf pide de manera urgente la presencia del estado Municipal: largas filas en los comedores, el aumento de la violencia y los hechos de inseguridad, la falta de empleo sumado a la ausencia de Zoonosis, genera que la población se encuentre en un estado de crisis. “Necesitamos que Guillermo Montenegro entienda que las y los vecinos necesitan respuestas”.

Mario Peralta, miembro de la Asociación Civil La Trinchera Cultural, un espacio en donde se brinda a la comunidad de Nuevo Golf una ayuda alimenticia, educativa, deportiva y de formación de oficios, habló con MdpYa sobre el estado del barrio y de la comunidad.

“Nos sentimos preocupados por la creciente ola de inseguridad que afecta al barrio, la violencia que se ha incrementado, la falta de políticas de prevención, de empleabilidad y de trabajo. Vemos con mucha preocupación que las colas en los comedores comunitarios no ha disminuido y que la generación de trabajo todavía no llegó, por lo menos a estos sectores de la sociedad”, explicó.

Por este motivo, le pidió al gobierno Municipal que intervenga y ayude a los espacios comunitarios, lugares vitales para contener a la comunidad.

“Sabemos que a través de los Comités Barriales de Emergencia una vez a la semana llegan alimentos que son parte del Municipio, pero que fueron recortados en ¾ partes de lo que llegaba en diciembre del año pasado. Antes se brindaba apoyo con alimentos frescos, carne, pollo y pescado, estos elementos eran necesarios para aportar los nutrientes básicos para alimentar bien a las familias que atraviesan una situación difícil”, aseveró.

Si bien el vecinalista detalló que llega “un poco” de pollo y verduras, esto debe ser distribuido por diversos comedores en donde se alimenta a muchos vecinos y vecinas, por lo que no alcanza a paliar la crisis alimentaria.

Peralta remarcó que el barrio antes dependía del Municipio para cortar el pasto o mantener espacios públicos, sin embarco hoy la Provincia está interviniendo y mediante cuadrillas se realizan estos trabajos en la zona. También, a través del programa Potenciar Trabajo, hay vecinos que limpian y cuidan el barrio.

“Estos son recursos que se ahorra el Municipio, por eso necesitamos que se dediquen a la prevención en el marco de la seguridad, queremos generación de trabajo para que disminuyan las grandes colas de vecinos que se acercan a recibir un plato de comida. Hoy el estado local se encuentra totalmente ausente, ni el dispositivo de Zoonosis está,” denunció.

Por último pidió que Montenegro responda a la crisis, que ayude a la población y a las entidades y comedores de la zona. “Si no fuera por toda la organización que brindaron hasta hoy estos sectores hubiera habido un estallido social porque era insostenible. Preocupa que la cola en los comedores no disminuya, pero más preocupa que el Estado Municipal esté ausente y no ayude como corresponda. Necesitamos que hagan algo, que arreglen las calles o las luminarias, que inviertan en algo, ¿sino para qué gobiernan?”, se preguntó el referente de Nuevo Golf.

Escucha el testimonio completo: