“Nuestras soluciones están en el futuro y no en el pasado”

La precandidata a intendente del Frente de Todos Fernanda Raverta presentó hoy una carta abierta donde lanzó críticas a Gustavo Pulti a quien acusó de hacer prevalecer su interés individual por encima del colectivo

La carta textualmente indica lo siguiente:

Con enorme expectativa y esperanza iniciamos este camino del FRENTE DE TODOS, el cual es un nuevo espacio que canaliza tres grandes fuerzas (Unidad Ciudadana, el Partido Justicialista y el Frente Renovador) pero también una multiplicidad de otros partidos como por ejemplo Compromiso Federal, Unidad Popular, Patria Grande, entre muchos otros.

Estamos convencidos que la diversidad amplía y fortalece, y de la necesidad de un programa común y compromiso de construir una gran coalición de gobierno. Porque el desafío no es tan solo confluir en una buena oferta electoral que nos posibilite ganar las elecciones, sino generar los acuerdos necesarios para transformar la realidad y volver a poner a la Argentina en la senda del crecimiento económico con inclusión social. Avanzamos entusiasmados en este nuevo camino.

En el caso del partido de Gral. Pueyrredon, la construcción de este espacio opositor se inició ni bien arrancó el año 2016 y fue creciendo desde entonces sin parar. La propia dinámica de enfrentar la política de empobrecimiento del gobierno de CAMBIEMOS (ahora Juntos por el Cambio) hizo que a lo largo de estos dos últimos años acercáramos posiciones espacios que competimos en diferentes opciones electorales en 2017.

Es que cuando verdaderamente se comparte (en el corazón, no solo en el discurso) la necesidad de detener el proceso de deterioro de las condiciones de vida de los argentinos, prima la obligación de aunar esfuerzos. El interés colectivo está siempre por encima de los intereses individuales. Por esta razón se fueron incorporando decenas de gremios de las dos centrales obreras (tanto de la CTA como de la CGT), un sinnúmero de organizaciones e instituciones con anclaje solo local, y más recientemente el conjunto de las Organizaciones Populares que componen la CTEP -Confederación de Trabajadores de la Economía Popular-. Somos miles y miles de marplatenses y batanenses con la necesidad imperiosa de trabajar juntos para salir adelante, ya que es claro que este momento histórico de la Argentina, de la provincia y de nuestra ciudad, es un momento bisagra. La situación que están atravesando los ciudadanos y ciudadanas es angustiante, es trágica.

Y llegamos a esta instancia electoral donde se enfrentan dos modelos de país totalmente distintos. El presente, que en su oferta electoral con la formula nacional MACRI- PICHETTO, solo le suma a la ya existente propuesta de derecha y ajuste, una dosis importante de xenofobia y bolsonarismo. Y por el otro lado nosotros, TODOS aquellos que buscamos confluir desde nuestras experiencias diversas.

Al cierre de las alianzas, algunos partidos vecinales locales adhirieron al FRENTE DE TODOS y otros no. Los representantes del partido Mar Del Plata Puerto y Región lo incorporaron, convencidos que es el momento de sumar y no de especular.

Lamentablemente, otros prefirieron no aceptar la convocatoria a integrar el FRENTE DE TODOS.

Creo firmemente que no es momento de “buscar una revancha” o “una reivindicación” personal por una elección perdida hace 4 años. Luego de una extensísima carrera política de 18 años de concejal y 8 de intendente, los intereses colectivos deberían primar por sobre los personales. Eso no es bueno para el espacio político y mucho menos para la ciudadanía.

También creo que los votantes de nuestra ciudad tienen bien claro que el único camino para salir de este laberinto es un proyecto local que sea parte del mismo proyecto provincial y nacional. La situación es muy compleja y requerirá de un fuerte apoyo provincial y nacional.

Esto ya se puso en evidencia en la elección pasada donde (para el tramo local) Unidad Ciudadana obtuvo nada menos que el 27% de los votos, y Acción Marplatense solo el 4%.

La responsabilidad dirigencial es la de construir puentes en el diálogo permanente, y no a partir de declaraciones mediáticas unilaterales, por redes sociales o con operaciones de prensa y “fake news” inventando apoyos que jamás existieron. Estas prácticas de la “vieja política” junto a esa pulsión por entronizarse en los cargos deberían ser cosas del pasado.

Pero volviendo a lo importante: aún resta definir (desde la nación hasta el municipio) el mecanismo de selección de candidatos. Esto se está́ llevando a cabo junto a los dirigentes del Frente Renovador, y faltan unos cuantos días.

Lo importante es que la resolución de las candidaturas no son un punto que tensione la voluntad de transitar un camino conjunto. Esto quedó evidenciado ayer en la reunión que mantuvieron Alberto Fernández y Sergio Massa.

En el mientras tanto, debemos profundizar el acuerdo programático para diseñar las políticas que puedan resolver los problemas que tenemos los marplatenses y batanenses. Estos problemas claramente se vieron agudizados por el gobierno de Carlos Arroyo, pero también es indudable que no empezaron en el 2015.

La matriz productiva local que provoca que nuestra ciudad tenga constantemente los mayores índices de desempleo de la Argentina, no fue modificada en lo absoluto en los últimos 10 años, el municipio acumuló en el periodo 2007-2015 un déficit millonario producto de la mala administración, lo cual redundó en menos obras y servicios para los vecinos. Mientras la totalidad de los municipios del conurbano bonaerense en igual periodo tuvieron superávit en sus administraciones (posibilitando la inversión en pavimento, luminaria, seguridad), en diciembre 2015 el municipio de Gral. Pueyrredon estaba endeudado en 700 millones de pesos.

La regla de oro para una buena gestión es no negar los errores del pasado, solo así́ se evita volver a cometerlos.

Por último, estoy convencida que Mar Del Plata y Batán necesitan una propuesta nueva, que mire al futuro y no al pasado. Que retome lo mejor de la tradición local, y se proyecte hacia el futuro. Convocamos a esta tarea a hombres y mujeres de otras fuerzas políticas, con los cuales no tengo dudas que nos unen muchas más cosas de las que nos separan. En particular, quiero convocar a los hombres y mujeres de la UCR, que comparten un ideario progresista y que sé que la fórmula nacional MACRI- PICHETTO no los representa.

Esta invitación no es una cuestión “electoral” como acostumbran a hacer los “profesiónales de la política”.

Es una convocatoria, independientemente que compitamos en las próximas elecciones, a trabajar todos juntos por Mar del Plata y Batán después del 10 de diciembre.

Es con todos y con todas.