“No hicimos las cosas bien”

El intendente Arroyo encabezó este domingo el acto oficial por el 145º aniversario de la fundación de Mar del Plata. La ceremonia se desarrolló al pie del monumento del fundador, Patricio Peralta Ramos, ubicado en Plaza Colón.

Allí, el Jefe Comunal brindó unas palabras alusivas a la fundación de la ciudad, recordando hechos históricos que dieron inicio a la ciudad. “La fundación de la ciudad se debió al impulso y a la petición de Don Patricio Peralta Ramos”, comenzó su discurso el jefe comunal, y agregó: “Pero debemos recordar que, también, hubo otros hombres que trabajaron muchísimo en este lugar. Mar del Plata comenzó siendo un simple saladero a orillas de un curso de agua en la zona de La Perla y que, con el tiempo, se fue convirtiendo en una ciudad turística para reducidos grupos privilegiados de la oligarquía porteña”.

A renglón seguido, señaló que “todos nosotros somos responsables del legado que dejó Don Patricio Peralta Ramos y otros hombres, como Pedro Luro. Debemos trabajar incansablemente por la grandeza, el bienestar y la felicidad de esta ciudad. No todo es pintar una pared más o colocar unas baldosas más. Mucho tiene que ver con las condiciones de vida de su pueblo”.

En esta línea, Arroyo remarcó que “debemos tener una ciudad abarcativa y humanística. Una ciudad fundada en los valores y no tanto en los intereses. Esto es, a veces, difícil de comprender. Pero no debemos olvidar que Mar del Plata es parte de una provincia y que ésta es parte de una nación. Si la Nación, por los motivos que sean, fue muy castigada y perdió –a través de los años- su nivel cultural y poderío económico, la culpa la tenemos nosotros, los argentinos”.

“Por algún motivo u otro, no hicimos las cosas bien. No hay que echarle la culpa a los extranjeros, debemos ver en qué nos equivocamos nosotros. Los errores comenzaron cuando se perdió el respeto a las autoridades, el orden y la moral, y cuando algunos despistados creyeron que podían torcer la voluntad de Dios”, añadió.