Negocios inmobiliarios en Mar Chiquita atentan contra la única albúfera del país

La Reserva de Biósfera Parque Atlántico “Mar Chiquito” está comprendida por el límite del Partido de Mar Chuiquita con Villa Gesell, la ruta 11, Mar de Cobo y el litoral Atlántico y abarca unos 26.000 kilómetros cuadrados, es la única albúfera del país y contiene varios ecosistemas conviviendo en ese espacio.

En el año 2011 comenzaron las obras para implantar lo que comenzó a venderse como “Barrio Náutico Lagos del Mar”, efectuando movimientos de suelo que afectaron tanto al espejo lagunar como al humedal donde pretende construirse ese barrio privado. Inmediatamente se encendieron las alarmas de vecinos y vecinas de la zona que empezaron a organizarse para frenar el emprendimiento.

El programa radial Bien Despiertos, emitido de lunes a viernes de 7:00 a 9:00 por De la Azotea 88.7 se comunicó con Eduardo Santos, integrante de “Vecinos Autoconvocados de Mar Chiquita” para conocer los detalles del caso. Sobre la actitud del Intendente de Mar Chiquita, Carlos Ronda, a quien le solicitaron que vete la ordenanza que aprobaba la construcción, Santos afirmó que “Se le pidió que la vetará, en algún momento pensamos que la iba a dejar promulgar por defecto pero no, finalmente firmó un decreto de promulgación que es para la galería porque por un lado en el artículo 1 habilita y establece la zonificación y en el 2 invita a que en 120 días presenten un nuevo proyecto más amigable con el medio ambiente. Pero invita, no fuerza”.

Una medida cautelar en el año 2015 paralizó el las obras, dado que no contaba con la Declaración de Impacto Ambiental que debe emitirse previo al inicio de cualquier obra entre otras tantas irregularidades, en tanto que un informe de la Universidad Nacional de Mar del Plata indicó en un informe que el emprendimiento de urbanización denominado “Lagos del Mar” generará efectos negativos de diversa índole: aumento de riesgo de inundaciones por perturbación de los humedales (relleno, elevación de cotas, impermeabilización, compactación), eliminación, reducción y fragmentación del pastizal pampeano y alteración de la calidad y cantidad de aguas, tanto subterráneas como superficiales, entre otros.

Escuchá la nota con Eduardo Santos de “Vecinos Autoconvocados de Mar Chiquita”: