Municipio habla de sistema sanitario “tensionado” mientras efectores de salud sostienen “colapsado”

En reiteradas oportunidades durante la pandemia las frases, conceptos, slogans que utilizó el ejecutivo municipal no coincidieron con la realidad.

Son muchas y variadas las voces que sostienen que estamos al límite del colapso sanitario: nos estamos quedando con pocas camas, el personal de salud se enferma y pasa a ser paciente, no hay recursos. Sin embargo, la secretaria de salud sorprendió hoy al sostener que “el sistema no está colapsado, sino tensionado” en donde explica a continuación que a veces hay más camas ocupadas y otros días menos…

Hace unos días ante la advertencia de efectores de salud tanto privados como públicos de estar en las puertas de no poder atender a más nadie fue el propio jefe comunal que negó colapso sanitario alguno y sostuvo que el sistema “está stresado”. Ese síntoma se observa en personas en forma individual por falta de energía y desgaste tanto físico como psíquico, pero no aplica para la falta de una cama o un respirador.

Todas las frases que intentaron describir o maquillar el escenario de pandemia en General Pueyrredón se fueron cayendo con el paso de los días.

Volviendo a las declaraciones a algunos medios de la secretaria de salud volvió a manifestar que “estaremos con casos de contagios diarios altos durante 15 días más como mínimo. Es una meseta alta, pero controlada”

La palabra controlada fue la más utilizada durante los funcionarios en esta pandemia. Quizás surja, interiormente, de la certeza que todo está descontrolado. Además, la contradicción de las palabras de la funcionaria al contrastarlas con la realidad indican que si vamos a seguir teniendo esta cantidad de casos diarios no habrá lugar para atenderlos.

Lo que afirma por un lado para tranquilizar a la sociedad, alarma aún más cuando lo termina de definir.

Son muchos y reiterados los errores cometidos en estos meses por el ejecutivo local.

El peor de ellos y madre del nacimiento de la mayoría de los problemas que atravesamos hoy es el de NO SABER ESCUCHAR a profesionales, especialistas, investigadores, directores de nosocomios, comités barriales de emergencia y sigue la lista.

La falta de una verdadera política preventiva nos llevó a este estado. Pedirla ahora sería de ingenuos.

Los casos van a seguir aumentando, no emiten reportes claros desde el municipio, los números que informan no coinciden con los del sistema nacional que tiene cargados 456 casos más, no se anotó un solo médico o médica en el llamado que hizo el municipio ante la falta de profesionales, no hay perspectiva ni estrategias en lo mediato ni en la inmediato. El panorama es sombrío por donde se lo mire…

A modo de cierre, ayer en el reporte informaron “que se produjeron 341 nuevos contagios de coronavirus en Mar del Plata y lo que lleva el total de casos positivos a 7.880

Una hora antes, solo había que mirarlo, en el sistema en provincia figuraban 8.295. Entonces, Provincia nos está diciendo que hay 345 casos más que el municipio.