Mauricio Macri vivió horas agitadas en París y tuvo que irse de su lujoso hotel palacio

Unas primeras 24 horas agitadas en París.

El ex presidente Mauricio Macri, su esposa Juliana y su hija Antonia se mudaron del hotel La Reserve, el más caro y exclusivo de París, luego que algunos medios publicaran las fotos del lujoso palacio del siglo XIX que habían elegido para sus dos días en la capital francesa, y dieran cuenta de los precios de sus suites.

El mismo sábado partieron hacia el aeropuerto de Niza para comenzar sus vacaciones de verano en la Costa Azul y cumplir la “cuarentena libre” en el Mar Mediterráneo, según contó a Clarín un poderoso empresario francés, amigo de la pareja.

A pesar de los 40 grados de París, el matrimonio paseó por el boulevard St Germain el viernes.

La recepcionista de La Réserve fue contundente: ”No tengo ningún pasajero con esos nombres en el hotel” el sábado por la tarde.

La selección del hotel La Réserve, en 42 avenue Gabriel en París, no fue la decisión más afortunada del ex presidente.

Al lado de los Campos Elíseos, a pasos del Foubourg St Honoré, es el discreto refugio de príncipes, estrellas del espectáculo que no quieren vivir en un palacio ostentoso sino refinado y discreto, lejos de las miradas.

El interior del lujoso hotel que Macri tuvo que dejar.
El interior del lujoso hotel que Macri tuvo que dejar.


Decorado por el famoso Jacques García, hay más suites que habitaciones y los precios de ellas comienzan en 1500 euros cada una, con probables rebajas a causa de la pandemia.

Con una piscina, que es un raro lujo en esta ciudad y un spa, La Réserve es el chic parisino de la Belle Epoque. Pero no es el hotel para un ex presidente de un país al borde del default como Argentina, con la pandemia que dejó en las última shoras 5.929 nuevos casos positivos, que suman 191.302 en todo el país.

Otra vista del lujoso hotel en el que se alojó Macri
Otra vista del lujoso hotel en el que se alojó Macri.

Un escenario que permite que el oficialismo le cuestione sus desplazamientos y la oportunidad de su viaje oficialmente a Zurich para su trabajo en la FIFA, en plenas vacaciones europeas.

Un empresario millonario, acostumbrado históricamente a los grandes hoteles, Macri detesta que le señalen el status de sus alojamientos. Considera que es su decisión natural, que él tiene derecho a elegir cómo y dónde vive porque paga de su propio presupuesto.

Pero el “timing“ del ex presidente argentino de elegir el hotel más exclusivo y privado de Paris dejó a la intemperie una torpeza política, que hasta incomodó y asombró a sus pares del PRO y de Cambiemos.

En plena pandemia en Buenos Aires, en el día de mayor número de muertos, Macri eligió venir a Francia a cumplir la cuarentena europea de 14 días que le exige Suiza para ir a cumplir funciones en la Fifa Fundation nen Zurich. Pero está en Francia, donde no hay confinamiento ni hisopado obligatorio para Argentina en el aeropuerto.

El hotel La Réserve.
El hotel La Réserve.

Las libertades del Macri son legítimas pero difíciles de aceptar si quiere ser líder de la oposición. Hasta sus compañeros le cuestionan su sentido de la oportunidad.

Su viaje a Francia de vacaciones y cuarentena “libre” lo fragilizan. Deja al descubierto sus debilidades y una vez más, su desprecio por las reglas y costumbres de la política.

Probablemente sea el viaje políticamente más caro de su carrera en el poder, en su intento de oponerse a Alberto y Cristina Fernández, con un Cambiemos dividido, que solo lo apoya parcialmente y ante la necesidad de presentar un frente unido ante los ataques .

Los argentinos disconformes que ya son parisinos por residencia,se reunirán mañana a las 18 de la tarde, en la plaza de Trocadero, para protestar contra la presencia de Macri en la capital francesa, “en pleno confinamiento en Argentina y en medio del proceso judicial que lo involucra”.