Más de 450 adolescentes sin escuela por falta de vacantes

El Observatorio de Niñez, con el aporte de SUTEBA y Consejeros Escolares, realizó un relevamiento que determinó que: en el Partido de General Pueyrredon, más de 450 jóvenes de entre 15 y 17 años se encuentran en lista de espera para ingresar a las “Aulas de Aceleración”. Dichas aulas son una modalidad pedagógica diseñada por la Dirección General de Educación de la Provincia de Buenos Aires, la cual se comenzó a implementar en el año 2018 y tienen por objetivo que ésta franja etárea de jóvenes continúe su trayecto educativo.

El relevamiento fue impulsado por el Consejo Local de Niñez -a través de su observatorio-, ante la falta de respuesta a la nota presentada el día 12 de abril a la Jefatura Distrital de General Pueyrredon.

El resultado arrojó que hay 15 escuelas secundarias en las que funcionan 31 aulas de aceleración que tiene un promedio de 30 estudiantes cada una.

A pesar de que la Resolución Provincial 34/2018 relativas a las Aulas de Aceleración establece que las mismas están diseñadas para alojar un máximo de 20 estudiantes, la superpoblación se impone como regla y en algunos casos duplicando su capacidad.

Cada una de las autoridades de las escuelas implicadas ha gestionado la apertura de nuevas aulas, y aún no han obtenido una respuesta. Asimismo en barrios donde no existen aulas, como Jorge Newbery, también solicitaron aulas y les manifestaron que ello podría ocurrir el recién próximo año.

Fueron los integrantes de la Sociedad Vecinal de Fomento del barrio Nuevo Golf y la organización social La Trinchera quienes, en la asamblea mensual del mes de marzo, alertaron respecto de la falta de vacantes para jóvenes de su comunidad; ahí se pusieron en marcha las acciones de este Consejo Local para obtener datos de todo el territorio del Partido

Hoy, más de 450 jóvenes de los sectores más vulnerables de la comunidad se encuentran fuera del sistema educativo.

Por ello afirmamos que el Estado Provincial es quién tiene la obligación constitucional de garantizar el derecho a la educación de todos los chicos y chicas. Y exhortamos a las autoridades para que de forma urgente brinde una respuesta a éstos educandos que hoy están fuera de la escuela, transitando sus días lejos de sus pares, sin el lugar propio de socialización que implica dicha ámbito, el cual posibilita la adquisición de hábitos de conducta saludables y siendo violentados en su derecho a aprender. Por otro lado, la superpoblación de las aulas antes referida, impide la mirada singular que requiere el éxito de tal modalidad.

¿Dónde debe estar un niñe?¿Dónde debe transitar sus días? ¿Haciendo qué? Las respuestas a éstas preguntas son las que deben delinear las políticas públicas si es que verdaderamente el gobierno provincial quiere garantizar derechos.