Marplatense de 5 años legalizó su cambio de género

Acompañado por su familia, amigos, profesionales integrantes de la Asociación por un Mundo Igualitario (AMI) y docentes de su colegio, Tito, de cinco años, legalizó su cambio de género este lunes, en el Registro Provincial de las Personas de Mar del Plata, y se convirtió en el nene trans más chico de la ciudad en realizar el trámite.

Además de sus padres y su hermana, Isabella (8), Tito llegó ayer a las 11.30 al edificio público de avenida Independencia 2846 acompañado por sus abuelos, sus tíos, un vecino, tres maestras, cuatro amigos de su colegio y los profesionales e integrantes de AMI, que encabezan desde hace más de un año un acompañamiento clave: la abogada Claudia Vega, el psicólogo Jorge Visca y Samuel, activista por los derechos de la comunidad LGBT+. El clima de alegría que se vivía era tal, que una empleada del lugar debió pedir silencio en dos oportunidades.

Luego, finalmente, el trámite se hizo. Y fue a tres años de la primera vez que Tito pidió no ser llamado por el nombre femenino de su documento, a dos del día que sorprendió a sus maestras pidiendo actuar de bombero con sus amigos varones (y no de bombera, como las nenas del aula), y a uno de aquella tarde en la que entró al consultorio de Visca, accedió al acompañamiento jurídico de Vega y su colegio desarrolló, con la participación de las áreas de Derechos Humanos tanto municipales como nacionales, dos charlas sobre identidad de género con padres y docentes de la institución educativa privada de la ciudad.

La rectificación también se dio cerca de una fecha más que simbólica: hace tan sólo una semana, la Ley de Identidad de Género cumplió siete años. Definitivamente, mayo será para Tito el mes de la reivindicación.

El caso de Tito también podría ser considerado un caso bisagra en lo que respecta al ejercicio de la ley: según los integrantes de AMI, Tito es el niño trans más chico de Mar del Plata en acceder sin juicio al Estado al cambio de género en su DNI. Pero el trámite realizado esta mañana podría convertirlo, también, en el primero del país. Hasta el momento, la más pequeña -al menos según los casos conocidos en los medios de comunicación- había sido Luana, la nena trans oriunda de la localidad bonaerense de Merlo. Era señalada, incluso, como la más chica “del mundo”.

por Julia Van Gool-lcmdp