Macron defendió las restricciones contra los antivacunas

El mandatario francés ratificó las medidas sanitarias y lanzó un duro mensaje a los antivacunas. “Esta vez se quedan en casa ustedes, no nosotros”, aseguró.

Cientos de miles de franceses marcharon contra el plan de vacunación contra el coronavirus y las restricciones que estableció el Gobierno francés ante la suba de contagios, a lo cual, el presidente Emmanuel Macron lanzó un duro mensaje a los manifestantes y dejó en claro que no dará un paso atrás sobre las medidas para frenar los casos de coronavirus.

“Estoy a favor de la línea francesa ahora mismo. Ya no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la de mis hijas, por quienes se niegan a vacunarse. Esta vez se queda usted en casa, no nosotros”, advirtió el mandatario europeo a través de un mensaje grabado.

Una de los anuncios que causó las protestas por parte de los antivacunas fue el uso de un certificado sanitario para poder ser parte de conciertos o reuniones en restaurantes o bares. Macron advirtió: “Es la única manera de volver a la normalidad”.

Cerca de 100.000 personas protestaron el sábado en varias ciudades de Francia contra las medidas gubernamentales más recientes para presionar a la población a vacunarse contra el COVID-19 y frenar el alza de contagios de la variante delta del virus. En París, marchas separadas de manifestantes de utraderecha y de la extrema izquierda se desarrollaron por distintas partes de la ciudad. Las protestas también se llevaron a cabo en Estrasburgo, en el este de Francia; en Lille, en el norte; en Montpellier en el sur y en otras regiones del país.

Miles de personas respondieron a los llamados de tomar las calles hecho por Florian Philippot, un político radical de ultraderecha y ex mano derecha de Marine Le Pen que anunció este mes que buscaría una candidatura presidencial para las elecciones de 2022.

Las medidas anunciadas por el presidente Macron buscan frenar la diseminación de la variante delta del coronavirus y proteger a los hospitales de una nueva avalancha de infectados.

¿Qué establecen las medidas?

Macron ordenó que todos los trabajadores de salud estén vacunados para el 15 de septiembre y anunció que se requerirán pases especiales de COVID-19 en todos los restaurantes, bares, hospitales, centros comerciales, trenes y aviones. Para obtener el pase, que serán necesarios a partir del mes próximo, las personas deberán estar plenamente vacunadas, haberse recuperado recientemente del virus o tener una prueba negativa.

Las medidas han hecho que numerosas personas se registren para vacunarse en días recientes.

En tanto el gobierno anunció controles fronterizos más estrictos a partir del domingo, pero dijo también que permitirá el ingreso de viajeros vacunados de cualquier parte del mundo. Eso incluye a quienes han recibido la vacuna de AstraZeneca producida en India.