“Macri entró de la mano de las corporaciones al gobierno para tomar el Estado como un botín y repartirlo entre ellas”

Sergio Palazzo habló ayer en la sede del gremio para conmemorar fechas “esenciales” para “pensar el país y el futuro”: el Día Internacional por la Eliminación de las formas de Violencia contra las Mujeres y el Día Internacional de los Derechos Humanos y la Reafirmación Democrática.

En el acto organizado por la Secretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad del gremio Palazzo se solidarizó con los padres de Lucía Pérez, una niña asesinada en Mar del Plata, y se comprometió a trabajar con ellos para que “hallen la justicia que merecen, que se les adeuda y que se les niega”.

“El 10 de diciembre hay que militar más que nunca. Porque Mauricio Macri quiere irse con la plaza del ‘sí podemos o cambiemos, o vamos a volver’. Hay que multiplicarle esa plaza por diez. El Jefe de Estado entró de la mano de las corporaciones al gobierno para tomar el Estado como un botín y repartirlo entre ellas. Alberto y Cristina deben llegar de la mano del pueblo, porque ese es el equilibrio que necesita a futuro la sociedad”, afirmó.

Palazzo rechazó “las desregulaciones que impuso el gobierno, en particular en el Banco Central” y sostuvo que el sistema procura que “el avance tecnológico implique una fuerte pérdida de puestos de trabajo”, y se pronunció por “la necesidad de generar nuevos derechos a partir del cambio político que vivirá en breve la Argentina”.

“El peligro para el empleo pasa por el avance tecnológico, la digitalización, la inteligencia artificial, la desregulación y los procesos políticos regionales y mundiales. Es urgente el debate y es preciso hallar respuestas para evitar consecuencias negativas en la pérdida de puestos laborales”, afirmó.

Explicó que según Naciones Unidas el avance tecnológico provocará “20% de desempleo global en 2035 y 40% en 2050”, y detalló que según el Citibank “el 57% de los puestos de trabajo de los países de la OCDE se perderán en los próximos años como consecuencia de esa tecnología”, en tanto el economista Robert Salesky puntualizó que esa pérdida sería entre el 7 y 49%.

“Nadie sabe bien cuántos empleos se perderán. Solo se procura inmovilizar y paralizar a través de los medios para que en lugar de discutir la modernidad y considerar derechos, lo hagamos sobre precarización o pérdida de puestos de trabajo a partir del temor que infunde la derecha y el establishment, es decir, los círculos rojos mundiales”, señaló.