Muchos llegan al consultorio y me comentan que evitan consumir harinas por que manifiestan hinchazA?n o creen que por culpa de ellas uno tiene esos kilitos de mA?s. Es cierto que 100 grs.de harina de trigo tienen mA?s hidratos y por lo tanto mA?s calorA�as que 100 grs. de acelga.
Lo ideal es aprender a consumirlas y elegir la mejor opción.
Tenemos en el mercado; harina de arroz, de avena, centeno, gluten, maA�z, mandioca, soja y trigo.
La harina de mandioca es muy rica en calcio, tiene buen aporte de hidratos, poca proteA�na y grasa. Es apta para celA�acos, por lo que se utiliza mucho para panificados y pastelerA�a.
La de centeno tiene escasa cantidad de grasas.
Si comparamos la de trigo tradicional con la integral, A�sta A?ltima es mA?s nutritiva, tiene misma cantidad de hidratos pero mayor aporte de proteA�nas, grasas insaturadas y minerales.
La de arroz se puede conseguir en versión integral, tiene mA?s hidratos que el resto de las harinas pero su contenido graso es casi nulo.
Harina de gluten, rica en proteA�nas, baja en hidratos y grasas, no se consigue fA?cilmente. La de soja tiene similar composición y su accesibilidad es mayor.
La de maA�z, comA?nmente llamada Polenta, tiene bajo aporte de proteA�nas y de grasas.
La de avena tiene gran aporte de grasas, fibra, hierro y calcio.
Siempre conviene elegir una versión integral, aporta mA?s nutrientes, y genera beneficios en el organismo, como mejorar el trA?nsito intestinal y disminuir la absorción de grasas.
Una buena herramienta es tener en la alacena, salvado de trigo, si no tenemos una harina integral podemos agregar este producto para aportar fibra. Se puede utilizar para rebozados tambiA�n, incluso agregar semillas, las cuA?les nos darA?n mA?s beneficios.
La industria de la agricultura ha ido creciendo y hoy tenemos varias opciones mA?s allA? del trigo. Para evitar la monotonA�a y probar nuevos sabores.
Lic.Natalia Tuerdousky
Personal Trainer-Nutricionista (MP 1760)
Tel. 2235857266