Hantavirus: ya son 14 las víctimas fatales

Una mujer de 49 años oriunda de Trevelín y que estaba internada en el hospital de Esquel murió anoche por hantavirus, informó el ministerio de Salud de Chubut, con lo que suman 11 las víctimas fatales en esa provincia y 14 en el país (una víctima fatal en Salta, otra en Entre Ríos y una en Castelli provincia de Buenos Aires).

Si bien la cantidad de casos reportados en algunas provincias es la “habitual” por tratarse de zonas endémicas, la diferencia está dada por el brote en la localidad chubutense de Epuyén, donde hay 28 diagnósticos confirmados, diez muertes y 96 personas en aislamiento preventivo.

Ese brote “se encamina hacia la contención”, afirmó el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein.

“Hace 10 días que no se confirman nuevos cuadros en la provincia, y eso nos hace ser optimistas respecto a que el brote epidemiológico se encamina a la contención”, confió el funcionario.

Rubinstein reconoció además que el brote “planteó un nuevo desafío”, porque la forma de transmisión “era diferente a la que conocíamos”.

“Nos enfrentamos con una propagación inusual, ya que hasta ahora la hipótesis de contagio era ambiental, por eso nos sorprendió la forma de propagación de persona a persona”, dijo.

El funcionario nacional descartó que los casos confirmados en Jujuy, Salta, Entre Ríos y la provincia de Buenos Aires estén relacionados con el brote de Epuyén, porque “se trata de cepas totalmente distintas”.

“No debemos olvidar que en Argentina se producen al menos 100 casos de hantavirus por año desde hace mucho tiempo. La diferencia es que lo que pasó en Chubut tuvo una dinámica totalmente distinta y muy agresiva”, precisó.

Según datos de la Secretaría de Salud de la Nación hay en la Argentina cuatro regiones endémicas para hantavirus: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut).

Asimismo, entre 2013 y 2018 se reportaron en el país 598 casos y 111 muertes por hantavirosis, mientras que el promedio nacional para enero en los últimos cinco años es de entre 10 y 12 casos.

Para evitar contagios la cartera sanitaria nacional recomendó “no tener contacto con las secreciones de ratones (especialmente el denominado “colilargo”), ventilar durante 30 minutos los lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones, oficinas), humedecer el piso con agua y lavandina antes de baldear, evitar barrer y tapar orificios en puertas, paredes o cañerías”.

Los síntomas que deben motivar la consulta médica son fiebre, dificultad respiratoria, dolores de cabeza, abdominales, articulares y musculares.