Frente Gremial Docente: banderazo por la reapertura de las paritarias

Con el aval de la Justicia provincial, el Frente de Unidad Docente realizó un “banderazo” desde el Congreso hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires para reclamar la reapertura de la paritaria que lleva 60 días sin ser convocada por la gobernadora María Eugenia Vidal. “La Justicia nos da la razón, la gobernadora debe ejecutar inmediatamente la cláusula gatillo, pero esto no debe evitar la convocatoria al debate”, resaltó la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre.

Tras recordar el acuerdo salarial del 25 por ciento alcanzado esta tarde por Camioneros, la dirigente de Suteba consideró que dicha paritaria “ratifica que la lucha tiene sentido”, y agregó: “Ese porcentaje tiene que ver con una realidad diferente a la que existía cuando comenzamos a discutir en febrero; desde entonces advertimos que no íbamos a aceptar un salario a la baja”.

El “banderazo” estuvo encabezado por los dirigentes gremiales de todos los sindicatos que integran el Frente Gremial, tras el fallo favorable al amparo colectivo. La titular de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini, criticó al gobierno bonaerense por utilizar a los estudiantes para frenar las medidas de fuerza: “Nos decían que iban a discutir con los chicos en el aula, pero estamos a 60 días de la última convocatoria. Es un gobierno que mediatiza el diálogo, pero a los docentes nos cierran las puertas”.

Además del fallo del Tribunal del Trabajo Nº 4 de La Plata, que ordena a la gobernadora Vidal a aplicar la cláusula gatillo acordada en 2017 para actualizar los salarios de acuerdo con la inflación, los sindicatos llegaron al “banderazo” con la noticia de que Camioneros había logrado romper el techo impuesto desde la Casa Rosada, reproducido por los gobiernos provinciales.

Torre confió en que los docentes van a “ganar la pelea salarial” porque se trata de un reclamo “sensato”. “La Justicia nos dio un primer respaldo, que es el de la defensa del salario docente y está ligado a la calidad educativa”, indicó la dirigente, quien denunció que “cuando el Gobierno habla de calidad educativa siempre piensa en Finlandia, pero a la hora de pagar, nos mantienen con un salario inicial de 12.500 pesos desde septiembre del año pasado”.