Ford se fue de Brasil: «Si somos inteligentes podemos crear empleo con el plan de nacionalización de autopartes»

La crisis económica en Brasil se profundiza al punto que obligó a su actual presidente Jair Bolsonaro a afirmar que el país está en quiebra y él no puede hacer nada. En este contexto, la empresa automotriz Ford se fue de Brasil y desde Argentina, Ricardo Pignanelli del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) lo ve como una gran oportunidad.

«La Argentina y Brasil son socios comerciales, entonces el impacto se va a sentir. Ellos fabrican autopartes que son necesarias para nuestra industria, pero creo que si somos inteligentes podemos salir fortalecidos y crear nuevos puestos de empleo con el plan de nacionalización de autopartes», sostuvo a El Destape el secretario general de Smata, Ricardo Pignanelli.

El dirigente gremial sostuvo que la Argentina puede conseguir reemplazar las importaciones por producción nacional, bajando los costos y generando empleo local.

Sin embargo advierte que nuestro país debe colaborar en lograr levantar a Brasil de la crisis. Pignanelli detalló que el plan puede llevar a que la producción local de vehículos alcance las 450.000 unidades. «Le pido al gobierno que no afloje, porque estamos ante la oportunidad de lograr el verdadero desarrollo», expresó Pignanelli.

La colaboración entre los países es complicada por el desprecio manifiesto de Bolsonaro a la actual presidencia argentina y por la toma medidas que perjudican entendimientos comerciales. Este martes, el país vecino habilitó por decreto la compra de trigo libre de aranceles por fuera del Mercosur. La cuota, antes considerada excepcional, quedó ahora institucionalizada. Brasil es el principal comprador de trigo argentino.