Fernández sumó apoyo del BID para “adecuar desembolsos”

El presidente electo Alberto Fernández regresó al país de su gira por México y se encontró con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, en una sala de reuniones del Aeropuerto de Ezeiza.

Allí el líder del organismo confirmó que tiene previsto desembolsar 6.000 millones de dólares como parte de los programas de crédito que ya están en vigencia, en el marco de la transición que se mantendrá hasta el 10 de diciembre.

Según informaron en un comunicado del Frente de Todos, Moreno transmitió a Fernández que el BID es “socio estratégico de Argentina y apoyará, no solamente en áreas tradicionales como infraestructura, protección social, salud, educación y desarrollo urbano, sino también en sectores donde el Banco se encuentra en la vanguardia global, como productos de conocimiento, agenda digital, innovación y competitividad que forman parte del plan del nuevo gobierno”.

“La cartera activa del BID con el sector público argentino se compone de 65 operaciones por un total de US$10 mil millones con un saldo a desembolsar de US$6 mil millones. Los sectores que apoyan dicha cartera son transporte e infraestructura, agua y saneamiento, salud y protección social, desarrollo urbano, competitividad e innovación, medio ambiente y desarrollo rural, educación, energía, comercio, gestión fiscal y municipal, capacidad institucional, e instituciones financieras”, agregaron en un comunicado.

Por otra parte, “el Banco y los equipos del nuevo gobierno están iniciando el proceso de diálogo para la elaboración de la Estrategia de País con Argentina 2020-2023, consistente en un acuerdo donde se define el apoyo del BID al plan y prioridades fijadas para ese periodo. El BID Invest, brazo del Grupo BID que promueve el desarrollo de los países miembros de América Latina y el Caribe a través del sector privado y trabaja en una multiplicidad de sectores de actividad, apoyará y atenderá las necesidades y demandas del sector privado argentino”.

El BID es, junto al FMI y el Banco Mundial, uno de los organismos internacionales de crédito que le prestan dinero a la Argentina con tasas más bajas y programas más laxos que los acreedores privados. Para Fernández será una prioridad de su Gobierno renegociar con el Fondo Monetario los plazos de pago del crédito de 57.000 millones de dólares que recibió Mauricio Macri en 2018.

DR/FeL-Perfil