“El vaciamiento de Bromatología pone en riesgo la salud de los habitantes”

El Departamento de Bromatología de General Pueyrredón cuenta con la mejor reputación entre sus pares a nivel provincial y nacional y es el único con su propio laboratorio de análisis para productos sin TACC, aptos para celíacos.

Diversas entidades abajo firmantes ratificaron que el control de la sanidad de alimentos debe estar a cargo de profesionales con el conocimiento necesario, tal cual lo plasma la legislación vigente.

A continuación, compartimos el comunicado completo: 

El Departamento de Bromatología cumple funciones inherentes al resguardo de la Salud Pública y se encarga específicamente del control de alimentos para prevenir enfermedades de transmisión alimentaria (ETA) las que sólo pueden ser evitadas asegurando la inocuidad de los mismos en cada uno de los eslabones, siendo responsabilidad de productores, comercializadores, consumidores y el Estado.

El inspector bromatológico como Agente Sanitario, con capacitación profesional adecuada, debe verificar el cumplimiento por parte de los elaboradores alimentarios de la normativa correspondiente, entre las cuales se encuentra la que obliga a la implementación de herramientas de gestión de la inocuidad de los alimentos, que tienen como programas de prerrequisitos los Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento y las Buenas Prácticas de Manufactura, en el marco del concepto peligro/riesgos, colaborando con la producción, distribución y comercialización de alimentos que pueden ser riesgosos para la salud. La salud de la población de Mar del Plata y Batán y en especial de la comunidad celíaca depende directamente de la vigilancia bromatológica.

El Departamento de Bromatología es el único que cuenta con el Programa de control y muestreo de contaminantes químicos y biológicos en productos frutihortícolas frescos para control de agroquímicos.  Posee laboratorios propios de química y bacteriología y su curso de manipuladores de alimentos es el primero oficial de la provincia de Bs As.

El personal de inspectoría tiene profesionales Médicos Veterinarios, Ingenieros Agrónomos, Ingenieros en Alimentos, Tecnólogos en Alimentos y Bromatología.

La Provincia de Bs. As. adhirió por ley 13230 a la nacional 18284 que instituyó el Código Alimentario Nacional. Por artículo 5 del decreto reglamentario 2697/05 de la ley provincial se determinó que: “a) El sistema municipal de control de alimentos deberá depender del área de salud de los municipios”. El municipio por Ordenanza 17786 adhirió a la ley provincial.

A pesar de ello por medio del Decreto 1664 del 24 de septiembre de 2021 el ejecutivo municipal ha definido “ Que resulta necesario que las funciones de inspectoría que se realicen en el ámbito del Partido de General Pueyrredón por parte del personal dependiente del Departamento de bromatología de la Dirección de Protección Sanitaria de la Secretaría de salud sean ejecutadas previa autorización expresa de la Subsecretaría de Inspección general”,   buscando limitar el contralor de la higiene alimentaria, reemplazando la inspectoría de Bromatología por gente no capacitada para ello, pretendiendo que se pida permiso para inspeccionar, clausurar, secuestrar, decomisar, constatar, intervenir y tomar muestras para analizar según ordenanza 5355. Sin tener en cuente que la Dirección de Protección Sanitaria ya se eliminó por decreto 1449 del 25/08/2021.

Este avasallamiento a la potestad de policía sanitaria le quita a Bromatología su independencia de acción y espontaneidad al subordinar el accionar de la inspectoría bromatológica a cargo de profesionales y técnicos alimentarios teniendo que pedir permiso antes de hacer una inspección a la subsecretaría de Inspección general.

De llevarse a cabo el reordenamiento se violarán las normas mencionadas. El traspaso de las misiones y funciones y el poder decisorio del Departamento de Bromatología a la Secretaría de Gobierno resulta potencialmente peligrosa para la Salud Pública, poniendo en riesgo la salud de los habitantes de General Pueyrredón y la de los miles de turistas que nos visitarán en la próxima temporada estival.

Las entidades abajo firmantes ratificamos que el control de la sanidad de alimentos debe estar a cargo de profesionales con el conocimiento necesario, tal cual lo plasma la legislación vigente.

El decreto condiciona la actuación de los inspectores como “policía sanitaria” y al mismo tiempo los deja expuestos en cuanto al debido proceder a raíz de la ambigüedad entre el decreto y las misiones y funciones de su función.

La subordinación de la inspección bromatológica a Inspección General significa que no se priorizarán las capacidades sanitarias y que se pondrá en riesgo la salud de todos los habitantes de general Pueyrredón. Defender la salud es obligación del Estado Municipal. Solicitamos la inmediata derogación del Decreto 1664/21.

Firman:

DEFENSORIA DEL PUEBLO DE GENERAL PUYRREDON

ASOCIACION ARGENTINA DE TECNOLOGOS ALIMENTARIOS FILIAL MAR DEL PLATA

COLEGIO DE VETERINARIOS DITRITO IV

COLEGIO DE INGENIEROS DISTRITO II

COMISION ASESORA HONORARIA DEL DEPARTAMENTO DE BROMATOLOGIA

ASOCIACION CELIACA ARGENTINA FILIAL MAR DEL PLATA

INSTITUTO NACIONAL CONTRA LA DISCRIMINACION, LA XENOFOBIA Y EL RACISM

DEFENSORIA DEL PUEBLO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

CENTRO DE INGENIEROS DE MAR DEL PLATA