“El Séptimo fuego” combate la crisis a puro horno

Hace siete meses que los teatros están cerrados en el país, hecho que afecta directamente a trabajadores y trabajadoras del teatro independiente, esta situación no frena a la cultura, sino que la transforma en el mientras tanto, para que nadie se quede afuera.

Viviana Ruiz, referente del espacio cultural El Séptimo Fuego, contó la situación que enfrentan referentes de la cultura ante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Profesores y profesoras de teatro y música, actores y actrices hemos decidido desde hace unos meses realizar un emprendimiento gastronómico ante este panorama.”

Por este motivo, cuatro personas se pusieron el delantal para cocinar empanadas de verdura, carne, manzana, membrillo, canela y nuez. También hacen pizzas de muzzarela, napolitana y fuggazetta para llevar o para pasar a buscar por Bolívar 3675, hogar de El Séptimo Fuego.

“Estamos distribuyendo empanadas y pizzas a domicilio de manera autogestiva, como hacemos todo desde hace 23 años, y recibiendo el apoyo de la comunidad que responde muy bien. Nuestros espectadores ya que no pueden venir a ver nuestros espectáculos nos piden nuestros productos y son les compañeres quienes se los llevan a su casa en bicicleta,” contó la referente cultural a MdpYa.

Consultada sobre el teatro y la virtualidad, expresó que el teatro no es sólo para ver, sino para estar. “Es un encuentro entre el hecho espectacular y el espectador, por supuesto que hemos debido adaptarnos y si bien nosotres hemos aplicado colgar algunos espectáculos que teníamos grabados o que estaban en buenas condiciones para ser visto, consideramos que no tiene mucho que ver con el teatro,” aseveró.

Sin embargo, adelantó que hay algunos elencos que están queriendo trabajar mediante streaming o  falso streaming, para hacer un espectáculo sin público, sólo con camarógrafos.

El teatro sin dudas combate, para que la crisis no pegue tanto, para que la gente que concurre al teatro pueda seguir apoyando a las y los artistas locales, para que cuando vuelva la tan ansiada “normalidad,” se pueda volver al Séptimo Fuego, hogar de la cultura.

Lara E. Franco – Redacción MdpYa