El Gobierno se prepara para un tsunami de 30 mil casos diarios

Las nuevas medidas impuestas por el gobierno de Alberto Fernández para contener los contagios de la segunda ola de coronavirus apenas están debutando. Sin embargo, después de una semana con números récord, y lejos de ver el real impacto de la circulación de las nuevas cepas y la movilidad turística de Semana Santa, en la mesa chica del Gobierno ya dan por descontado que en los próximos días los contagios llegarán a los 30 mil por día.

Por ahora el único funcionario de peso que hizo público su deseo de que haya más medidas restrictivas fue el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien manifestó en más de una reunión con intendentes y dirigentes que el rebrote “no es una ola, es un tsunami”. Más aún, en la reglamentación del decreto el gobernador ya dejó abierta la puerta para sancionar más restricciones.

Fuentes del Gobierno indicaron que en las últimas horas la ministra de Salud Carla Vizzotti alertó al Presidente y a sus principales colaboradores que la semana que viene la cifra de contagios diarios, que llegó el viernes a su récord en 24.130, superaría los 30 mil casos por día. De esta manera, la cantidad de nuevos contagios que se registrarían la semana que viene superarían en solo cuatro días los 100 mil casos y seguirían presionando a un sistema de salud que ya está cerca de llegar a su límite. La ocupación Unidades de Terapia Intensiva también aumenta: el promedio nacional pasó de 54 a 63 en pocos días.

Según varios trascendidos, la ministra está muy preocupada porque el crecimiento de la curva exponencial de casos encuentra a la sociedad mucho más relajada y con menos restricciones que cuando había tres mil casos diarios en la primera ola. Desde la Casa Rosada señalaron a este medio que “el relajamiento que observa la ministra es el mismo que puede ver cualquiera de nosotros” y al mismo tiempo informaron que la funcionaria mantendrá conversaciones durante el domingo con el Presidente para analizar el impacto de las medidas durante las primeras 48 horas.