Descartan cerrar comunidades terapéuticas

Las autoridades de la Posada del INTI, que en las últimas semanas habían manifestado una profunda preocupación por el impacto de diversos recortes presupuestarios previstos para el 2019, descartaron que se proceda con el cierre de comunidades terapéuticas en el corto plazo en la ciudad, tras recibir la confirmación de un mayor apoyo de Nación.

A través de sus redes sociales, la organización que preside Fabián Messina comunicó que la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR) se comprometió, en principio, a efectuar un “pago diferencial ante aquellos usuarios de tratamiento que deriven y posean esquema de medicación psiquiátrica”.

“También se comprometieron a hacer un refuerzo de la prestación para todos los usuarios en sus tres primeros meses de tratamiento. Y a esto se le sumaran algunas mediadas paliativas más, que iremos desarrollando”, indicaron.

Desde Posada del INTI destacaron que esta postura de las autoridades gubernamentales y consideraron que permitiría a la organización evadir la “inviabilidad de seguir sosteniendo a los usuarios” que derivaba la secretaría nacional.

“Frente a esto, queremos darles tranquilidad a los 87 usuarios de tratamiento y sus familias que podrán continuar realizándolo en la institución, y por ende a los compañeros trabajadores que de esta manera veían amenazada su continuidad laboral“, garantizaron.

Ante los recortes, Messina había expresado a principios de diciembre a este medio un profundo lamento y preocupación por el escenario que debía afrontar la entidad que busca rehabilitar a personas con problemáticas de adicción.

“A mí se me parte el alma de tener que tomar una decisión así porque se rompe el ADN de Posada del INTI. Es una decisión que cuesta muchísimo porque es dejar sin prestación a la gente de mayor vulnerabilidad social, que es a los que siempre les intentamos dar respuesta nosotros“, reconoció, y aseguró: “El escenario es tétrico, además porque somos la única institución que da este tipo de tratamientos en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires”.

Entre otros aspectos, la problemática se centraba en los costos de los tratamientos. Según había indicado el titular de Posada del INTI, ese monto hoy asciende a 17 mil pesos cuando la Sedronar sólo aportaba 14.800 pesos. “Nosotros somos una ONG; no somos un Estado que tiene déficit o superávit o lo que sea. Acá, dos más dos tiene que dar cuatro porque tenemos las espaldas muy chicas. No tenemos recursos para financiar al Estado”, aclaró.