Denunciado por violento intentó quitarse la vida

Un hombre fue denunciado por su pareja por violencia de género, luego de amenazarla con un arma de fuego en dos oportunidades e incluso atentar contra su propia vida al dispararse en un intento de suicidio. La Policía de Cutral Co le secuestró dos armas de fuego.

Todo comenzó el lunes por la tarde, cuando la Policía de la comarca recibió un pedido de intervención por el intento de suicidio de un hombre en una vivienda de calle Tromen. El hombre en cuestión fue encontrado con una herida de bala en su abdomen, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital local. Efectivos de Criminalística que intervinieron en la escena secuestraron un revólver calibre 32.

Horas más tarde y tras recibir las curaciones, el herido se retiró del hospital, pero en lugar de dirigirse a su casa, se presentó en el domicilio de su pareja de 21 años a quien amenazó y luego insistió con intentar matarse, también con un arma de fuego.

Atemorizada por los dos hechos, la joven víctima acudió al CENAF N°4, donde denunció el hecho de violencia de género.

“Su pareja, de 21 años, denunció que el día anterior, en horas de la noche, el hombre la fue a buscar a la casa de su madre y se fueron a la casa particular que tienen. Él parecía estar como drogado o alcoholizado, ella se fue a acostar con su bebé y el hombre quedó ingiriendo alcohol toda la noche”, contó el comisario Eduardo Bravo, de la Dirección de Seguridad Interior, a los medios locales.

Fue en esas circunstancias que, horas más tarde y en medio de una discusión, el hombre la amenazó de muerte y luego se disparó a sí mismo. Horas más tarde, tras recuperar el alta, volvió a presentarse en la casa de los padres de la joven y la amenazó con la segunda arma.

La exposición motivó la intervención del personal de Investigaciones, quienes dispusieron un allanamiento en la vivienda del agresor el día miércoles, en el barrio Brentana, y allí encontraron la segunda arma de fuego empleada, escondida detrás de la cocina. Los efectivos constataron que se trataba de una pistola 9 milímetros.

Sin embargo, lo llamativo del arma es que solía ser un arma de fogueo, que había sido modificada en su cañón y provista de una uña percutora para volverla apta para el disparo.

Por orden de la justicia local, el sindicado fue demorado unas horas y luego recuperó su libertad supeditada, tras ser notificado de la causa por violencia de género en su contra.

LMN – Imagen ilustrativa