Crimen de Lucas González: detuvieron a los tres policías que participaron del hecho

Se presentaron ante la justicia y quedaron detenidos, acusados del delito de “homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones”.

Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva, quienes se presentaron pasadas las 13.30 en la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad luego de que el juez Martín Carlos Del Viso firmara las órdenes de detención y una serie de allanamientos, entre ellos en la casa de los tres involucrados.

Los fiscales Leonel Gómez Barbella y Andrés Heil habían solicitado la detención de los tres efectivos tras rechazar un pedido de eximición de prisión que había presentado el abogado defensor Alfredo Oliván.

Ambos entendieron que, estando en libertad, los policías podían “amedrentar y hostigar a testigos y familiares” de las víctimas, por lo que solicitaron al juez Del Viso que ordene las detenciones de todos ellos.

La autopsia de Lucas

En tanto, la autopsia realizada al cuerpo del adolescente de 17 años en la sede del Cuerpo Médico Forense, en la calle Junín al 700, reveló que recibió un proyectil de arma de fuego en el cráneo que le provocó una “hemorragia meningoencefálica” y un surco en el pómulo derecho de una segunda bala.

 

Fuentes judiciales aseguraron que los policías imputados Isassi, López y Nieva se desempeñaban en la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad y quedaron acusados del delito de “homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones”, el cual prevé la pena de prisión perpetua en un futuro juicio oral.

“Decidimos que se presenten y que queden a disposición de la justicia apenas supimos que había sido rechazada la eximición de prisión”, dijo a Télam el abogado defensor Oliván.

En tanto, los tres policías serán trasladados en las próximas horas a una sede de la Policía Federal Argentina (PFA), donde permanecerán alojados hasta las indagatorias que, en principio, se realizarán mañana.

Además, esta tarde efectivos de la División Homicidios de la PFA allanaban las casas de los tres imputados para secuestrar sus teléfonos, vestimenta y otros objetos de importancia para la investigación.

El pedido de detención fue firmado cerca de la una de esta madrugada por los fiscales Gómez Barbella, a cargo de la fiscalía nacional en lo Criminal y Correccional 32, y Heim, de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), que se sumó a la investigación del caso.

Pero el juez Martín Carlos Del Viso recién ordenó las detenciones pasadas las 13.30, lo que generó un fuerte rechazo por parte del abogado Gregorio Dalbón, representante de los padres de Lucas en el expediente, quien lo calificó de “tortuga” por la demora.

Tras las detenciones, el juez dispuso el secreto de sumario, dijeron las fuentes judiciales.