Comercio de la ciudad suma once meses de caída constante

De acuerdo con los relevamientos mensuales del Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE), en noviembre volvió a caer la actividad y en los primeros once meses del 2019, en promedio, los comerciantes de la ciudad vendieron alrededor de un 20% menos que el año pasado.

Claramente, al analizar caso por caso, la caída es superlativamente mayor, mientras que la proyección de mejora para los próximos meses está dividida y se aferra a la posibilidad de un repunte ante la proximidad de la Navidad y por supuesto, el esperado inicio de la temporada de verano.

Durante el 2019, una importante cantidad de locales cerraron sus puertas a raíz de la caída del consumo y la imposibilidad de seguir enfrentando el incremento de costos. Mes a mes el DESE, organismo que funciona articuladamente con la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP), pone en práctica un amplio relevamiento comercial en diferentes sectores de la ciudad.

La medición abarca a una importante variedad de rubros como alimentos y bebidas, bazar y regalos, bijouterie, calzado y marroquinería, construcción, deportes, electrodomésticos, farmacia, ferretería, joyería, juguetería, librería, mueblería, blanquería, indumentaria, entre otros.

La gran mayoría de estos sectores, reconoce haber vendido menor cantidad de productos en cada uno de los meses de este año. Sólo en vacaciones de invierno en saldo fue favorable y superior al del 2018. Entre enero y noviembre, la caída las ventas se transformó en una constante.

Hace días terminó noviembre y pesar del intenso movimiento turístico del fin de semana largo por el Día de la Soberanía Nacional, la actividad comercial en Mar del Plata siguió en caída. Según la medición del DESE, concretamente las ventas fueron un 11.9% inferiores en relación al 2018.

En octubre, los comerciantes fueron consultados y determinaron que las ventas sufrieron una baja del 25% en unidades físicas en relación al año pasado. Ni siquiera el movimiento del fin de semana largo del 12 de octubre revirtió la tendencia.

En septiembre, la caída también fue de un 25%, en lo que fue el noveno mes del año con una notoria baja consecutiva en las ventas. En septiembre, a su vez, los costos del sector comercial se incrementaron más de un 10% como consecuencia del impacto de la devaluación y la disparada del dólar luego de las PASO.

En agosto, el cierre de las vacaciones de invierno que concluyeron a principios de este mes dejó un saldo levemente favorable. La variación porcentual de ventas fue del 12% superior al 2018, según datos de la UCIP. Comerciantes destacaron como herramientas que potenciaron el consumo el Black Friday MDP y tasas del programa Ahora 12. Sin embargo, un 30% de los comerciantes calificó al saldo de las ventas como negativo. Asimismo, las operaciones con motivo del Día del Niño registró una reducción del 17%.