Clase pública: la Policía labró un acta contravencional

La Polilcía de la Ciudad labró un acta contravencional contra la docente Mónica Cragnolini por realizar una clase pública en la calle Puan, frente a la Facultad de Filosofía y Letras. Los policías le demandaron que ella y sus alumnos ocuparan un solo carril y como no lo hicieron le imputaron la contravención, lo cual generó el repudio de la comunidad educativa.

“Se decidió hace una semana de clases públicas en reclamo por la situación salarial”, contó Cragnolini a Página/12. En las universidades no comenzó el segundo cuatrimestre a la espera que se resuelva la paritaria. Ya van dos semanas sin clases, con los gremios que rechazan el 15 por ciento de aumento. Apenas se cobró un 5 por ciento por decreto. “Yo estaba a las 9 de la mañana al frente de la clase sobre filosofía de la animalidad, y hablaba de cómo el Gobierno considera a la clase trabajadora en condicion animalizada”, siguió la doctora en Filosofía, que además es docente de Metafísica, directora de la Maestría en Estudios Interdisciplinarios de la Subjetividad, y se desempeña en el Conicet.

Durante la clase hubo un incidente con un automovilista que respondió exaltado ante el corte de Puán. Cragnolini explicó que “no es la primera vez que hay un corte total en Puan, que no es una calle muy transitada”. A los pocos minutos llegaron efectivos de la Policía de la Ciudad y reclamaron que las 60 personas presentes en la clase pública ocuparan un carril. “Me negué, porque ya de por sí la calle tiene bicisendas y pensé que si nos quedábamos en un carril podíamos estar expuestos a la agresión de algún loquito”.

Luego de varios intentos, los policías le avisaron a Cragnolilni que le labraban el acta por una contravención. En los próximos días será notificada para ir a declarar. “Supongo que habrá que pagar una multa”, dijo, al tiempo que contó que “el abogado de la Facultad se comprometió a ir a averiguar cómo está la situación legal”.

Ante lo ocurrido hubo muestras de solidaridad a la docente y de repudio a la actuación policial. Para la semana que viene está previsto un paro sin asistencia. Mientras, circula una carta que recoge firmas de académicos. ”La profesora privilegió la seguridad de les estudiantes frente a la violencia expresada por conductores y la evidente peligrosidad de la situación”, reivindican en el texto. Los firmantes muestran “nuestro rotundo repudio a toda intimidación y represión contra las medidas pacíficas de lucha en el marco del paro docente universitario que se está llevando a cabo” y llamaron “a toda la comunidad a apoyar a la docencia universitaria en sus reclamos”.

P12