Imperio Maya: Hallan secreto del colapso en el fondo de un lago en México

Un estudio basado en el análisis isotópico de sedimentos de yeso confirmó una teoría científica sobre el desastre natural que acabó hace mil años con la civilización maya.
Científicos británicos y estadounidenses han encontrado una sólida evidencia científica de que las sequías fueron un factor determinante en el declive y colapso del imperio maya, informa Science Daily.

La civilización maya, que se extendió por América Central y del Sur en la época precolombina, comenzó a experimentar un período de crisis que comenzó en torno al año 800 de nuestra era y que en los siguientes 200 años acabó completamente con su existencia, de modo que los conquistadores españoles del siglo XVI encontraron meras ruinas de piedra y ciudades desiertas.

Un enigma milenario
El colapso del imperio maya supuso durante mucho tiempo un gran enigma para los científicos. Algunos expertos atribuían este hecho a conflictos con otros pueblos, así como a enfermedades y crisis comerciales.

Pese a la existencia de teorías que explicaban el fin de la civilización maya mediante devastadoras adversidades climáticas y, en particular, severas sequías, hasta el momento no había pruebas fehacientes de ello.

Sin embargo, los expertos de la universidades de Cambridge (Reino Unido) y de Florida (EE.UU.) que llevaron a cabo el nuevo estudio, publicado el pasado viernes en la revista Science Magazine, hallaron un nuevo método de medir los isótopos de agua presentes en yeso, mineral que puede formarse en los lagos durante periodos de sequía.

Sequías devastadoras
Para ello los expertos recolectaron muestras del lago Chichancanab en Yucatán (México), en un área habitada antiguamente por los mayas. A continuación analizaron las capas del yeso presente en el lugar para determinar el nivel de isótopos correspondiente a la época de declive maya, detectando una alta proporción de isótopos pesados, tales como el oxígeno-18 y el hidrógeno-2, que sugieren un ambiente de sequía.

De esta forma, los científicos estimaron que las precipitaciones anuales se redujeron entre un 41 y un 54% en la época del colapso del imperio maya, mientras que en los momentos de sequía más severa las lluvias se redujeron incluso hasta en un 70%. Estas severas condiciones climáticas habrían supuesto un golpe fatal para el sustento de los mayas.

Este método de análisis isotópico “es altamente preciso y se asemeja a las mediciones de agua propiamente dicha”, concluye David Hodell, director del Laboratorio Godwin para la Investigación Paleoclimática de Cambridge.

ActRt